Tres oaxaqueñas en la recta final por Consejería del INE; Presidencia, perfilada para la 4T

Jaime Guerrero
Oaxaca, Oax.- El Comité Técnico de Evaluación (CTE) integró cuatro quintetas de la que resultará la nueva presidenta del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), la mayoría con perfiles de trayectoria ligada a Morena.


Sin embargo, también destacan perfiles de carrera electoral de distintos estados del país, entre ellas, dos actuales consejeras y una exconsejera del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

Para la elección, la bancada del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y Partido Revolucionario Institucional (PRI) han proyectado y preferido que la elección de las y los cuatro nuevos consejeros del INE, se realice por insaculación, es decir, una tómbola.

Por lo pronto, en una quinteta destacan cinco nombres, de los cuales, la Cámara de Diputados deberá elegir –por mayoría calificada o por tómbola– a quien ocupe la Presidencia del INE:

Bertha María Alcalde Luján; Guadalupe Álvarez Rascón, Rebeca Barrera Amador, Iulisca Zircey Bautista Arreola y Guadalupe Taddei Zavala.

Alcalde Luján es actual funcionaria del gobierno federal, pues ocupa un cargo en la Comisión Federal Para Riesgos Sanitarios (Cofepris) y fue delegada de Programas del Bienestar en Chihuahua; y es hija de la expresidenta del Consejo Nacional de Morena, Bertha Luján.

Álvarez Rascón fue Coordinadora de Fiscalización en el INE durante las elecciones de 2017 y 2018, además de que fue miembro del Servicio Profesional Electoral Nacional (SPEN). Es maestra en Administración y Políticas Públicas y es hija de José Antonio Álvarez Lima, senador de Morena por Tlaxcala.

Rebeca Barrera Amador es la única integrante de esta quinteta sin perfil ni antecedentes morenistas.

Lulisca Zircey Bautista Arreola se integró en 2018 como asesora del INE y es pareja de Daniel Octavio Fajardo, subsecretario de la Secretaría de Desarrollo Urbano (Sedatu) en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Guadalupe Taddei Zavala, preside el Instituto de Transparencia de Sonora y fue presidenta del Instituto electoral de esa entidad. Es familiar de Pablo Daniel Taddei, director de la empresa creada por este gobierno LitioMX.

De entre ellas surgirá la sucesora de Lorenzo Córdova, quien concluirá su cargo como presidente del INE el 3 de abril próximo.

Otra quinteta para elegir consejera del INE mujer, la integran Nayma Enríquez Estrada y Jessica Jazibe Hernández García, consejeras del IEEPCO, con amplia trayectoria en el servicio profesional electoral y aportadoras a herramientas y leyes contra la violencia política en razón de género.

Rita Bell López Vences, exconsejera del IEEPCO y activista por los derechos político-electorales de los pueblos y comunidades indígenas; además de Claudia Arlett Espino, expresidenta del Instituto de Chihuahua y Miriam Guadalupe Hinojosa Dieck, exconsejera en Nuevo León.

Otra quinteta está integrada sólo por hombres, en la que destaca Netzaí Sandoval Ballesteros, extitular del Instituto Federal de Defensoría Pública y hermano de la extitular de la Función Pública Irma Eréndira Sandoval.

Jorge Montaño Ventura, Fiscal para Delitos Electorales en Tabasco; Diego Forcada Gallardo, actual asesor en el INE; Luis Alberto Hernández Morales, actual consejero del Instituto Electoral de Baja California, y Bernardo Valle Monroy, actual consejero del Instituto Electoral de la Ciudad de México.

Una quinteta más la forman hombres: Arturo Castillo Loza tiene carrera en el TEPJF –donde trabajó con el expresidente José Luis Vargas y con el actual, Reyes Rodríguez– y Armando Hernández Cruz, que fue presidente del Tribunal Electoral de la Ciudad de México.

Además de Víctor Humberto Mejía Naranjo, exconsejero en Tabasco; César Ernesto Ramos Mega, en Ciudad de México y Luigui Villegas Alarcón, en Nuevo León, donde encabeza el órgano electoral.

Por lo pronto, Morena y el PRI, han proyectado y preferido que la elección de cuatro nuevas consejerías para el INE se realice por una tómbola.

Los coordinadores, Ignacio Mier y Rubén Moreira, de Morena y el PRI, respectivamente, consideraron que es posible que no se obtengan acuerdos para las dos terceras partes que necesitan en la votación en el Pleno para cada una de las vacantes.

De acuerdo con Ignacio Mier, en Morena prefieren “mil veces que se insaculen” y se definan al azar, ello ante las criticas de la oposición sobre que hay acuerdos para favorecer a cercanos a su partido.

Rubén Moreira, coordinador del PRI, dijo que los perfiles son personales y a pesar de la cercanía o vínculos familiares que tuvieran, es importante reconocer la trayectoria personal.

Destacó que hay personas destacadas y con gran experiencia en temas electorales, pero coincidió en que terminarían en elección por tómbola. “Creo como conclusión que vamos a ir a dar a la tómbola, a la insaculación”.


Los 20 finalistas en cuatro quintetas fueron enviados en sobre cerrado a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados: dos de hombres y dos de mujeres, una de ellas para elegir presidenta del INE.

En búsqueda de acuerdos tendría que discutir cada una de las cuatro quintetas y elegir a un aspirante por consenso o por votación al interior de la Jucopo.

Una vez elegido un nombre por quinteta tendrían que pasar a una votación en el Pleno de la Cámara de Diputados y ser aprobados con las dos terceras partes, en la sesión del próximo miércoles 29 de marzo.

En caso de ser rechazadas tendrían que pasar a una elección por tómbola. De no haber condiciones para la insaculación en la Cámara de Diputados, se tendría llevar a cabo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).
error: Content is protected !!