Tráfico de armas, narco y talamontes convulsionan conflictos agrarios: FGE

Jaime Guerrero
Oaxaca, Oax.- El fiscal general del Estado, Bernardo Rodríguez Alamilla, destacó que en algunos conflictos agrarios de Oaxaca existen componentes externos (delincuencia organizada, narcotráfico, tala de bosques, tráfico de armas, entre otros, confirmados por el secretario de Gobierno, Jesús Romero López) que están convulsionando los conflictos que se generan.
Por lo pronto, afirmó que se realizan las indagatorias en los casos de los 14 muertos por emboscadas, derivadas de las disputas entre Santa Cruz Mitlatongo y Santiago Mitlatongo, así como de Llano de Guadalupe y San Miguel El Grande. Sobre los casos, afirmó que no habrá impunidad.
Rodríguez Alamilla destacó que para hacer frente a la conflictividad agraria en la entidad por medio del “Grupo de Inteligencia y Coordinación Agraria para la Paz en Territorio”, se establecerán acciones en materia de gobernabilidad, diálogo, seguridad y procuración de justicia para atender los conflictos agrarios con énfasis en 23 identificados de alto riesgo.

Acompañado del secretario de Gobierno, Jesús Romero López; la titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Karina Barón Ortiz; y el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Iván García Álvarez, anunció un decálogo de acciones que efectuará la Fiscalía con instancias de seguridad pública estatal y federal, así como de gobernabilidad y derechos humanos, entre ellas, agilizar los procesos de procuración de justicia, a través de resultados en carpetas de investigación pendientes.

Echarán mano de herramientas tecnológicas que permitan llegar de manera rápida, para atender de una forma más efectiva este fenómeno. Entre las cuales se encuentran vuelos con drones para observar las zonas, así como vigilancia a través de vuelos tripulados de helicópteros.

Rodríguez Alamilla destacó que se implementarán filtros de seguridad para la entrada y salida de las zonas, para generar un control sobre la posesión de armas entre la población civil.

Recalcó que con las labores de inteligencia buscarán saber, desde el interior de las comunidades, cuáles son los elementos que generan inestabilidad dentro de las poblaciones y neutralizarlos para garantizar la paz social.

El fiscal refirió que crearán una unidad especializada para intervenciones tácticas en las zonas de conflicto, debido a que, por las particularidades de los casos, tiene exigencias diferentes la intervención en zonas al interior del estado, que en las áreas urbanas.

Para ello, habrá coordinación entre las instituciones de seguridad y la generación de paz, para que el diálogo tenga el acompañamiento operativo, en caso de ser necesario.

Simultáneamente, emprenderán un programa de retiro de armas en estas zonas, pues los conflictos han revelado el uso de armas de grueso calibre; mientras que con inteligencia sabrán de dónde vienen las armas.

Para ello, se aplicarán trabajos de inteligencia operativa para detectar la ruta de la cual vienen estas armas, para prevenir y también intervenir de manera oportuna.

En tanto, anunció que se brindará atención integral y multidisciplinaria a las víctimas directas e indirectas de estos conflictos.

Por lo pronto se establecerán cordones de seguridad, principalmente en las zonas limítrofes de los conflictos en los que habrá presencia de diferentes corporaciones de seguridad, tanto de nivel estatal como federal.

error: Content is protected !!