Esmeralda León

Oaxaca, Oax.- Rompiendo expectativas y con un lleno total, la noche de este jueves se presentó en el auditorio Guelaguetza la cantante mexicana Lupita D’Alessio tras varios años de ausentarse de su público que la respalda desde el inicio de su carrera en 1971.

Fue un concierto único, de esos que quedarán en la memoria de quienes siguen a la artista originaria de Tijuana desde hace más de 50 años, así como las nuevas generaciones, ya que durante la velada que inició cerca de las 10 de la noche se pudo ver a cientos de jóvenes cantando una a una sus canciones, consideradas ya íconos en el México musical.

Guadalupe Contreras Ramos, conocida también como la ‘Leona Dormida’, demostró al público asistente por qué es una de las mejores cantantes mexicanas, ya que con su potente voz y su particular forma de interpretar cada letra, conquistó a las y los miles de fans que se dieron cita en el auditorio.

La misma Lupita D’Alessio quedó impresionada al ver la cantidad de gente que ya la esperaba, al grado de incluso llorar al iniciar su presentación, retomar la letra y luego agradecer a Dios, a su público y a la vida, la oportunidad de pisar una vez más la mágica Oaxaca.

Durante el concierto destacaron sus músicos y coristas –quienes la acompañan desde sus inicios como cantante– así como el audio e iluminación desplegados en el escenario que lució espectacular con pantallas led y una mesa central adornada con una silla blanca, cuatro rosas rojas, una jarra de agua, un vaso y un espejo, elementos que sirvieron para aliviar el desgaste artístico que desplegó la ganadora del Festival OTI de 1978 en la rotonda de las Azucenas.

Miles se unieron a la voz de la D’Alessio para cantar al unísono éxitos como Mentiras, Mudanzas, Leona Dormida, Lo siento mi amor, Acaríciame, Inocente pobre amiga, Ese hombre, Ni guerra Ni paz, Como tú, Que ganas de no verte nunca más, Ya no regreso contigo, entre otras más.