• San Valentín es la ocasión perfecta para explorar lugares y vivir experiencias inolvidables

Ciudad de México.- Entre las festividades más agradables para disfrutar en compañía, San Valentín se posiciona como una de las favoritas. Esta conmemoración se remonta a la celebración de los matrimonios jóvenes por parte de un sacerdote del Siglo III.

En el marco del Día del Amor y la Amistad, el festejo se puede alinear a tu personalidad, tus gustos y a tu presupuesto. Además, al planearlo con tiempo incrementas las posibilidades de encontrar el regalo perfecto.

Si todavía no has pensado en cómo sorprender a tu pareja o amigos, ADO te invita a conocer dos destinos ideales para vivir experiencias interesantes y explorar tu creatividad. Al poner a prueba la imaginación también será una oportunidad para expresar tus sentimientos.

San Cristóbal de las Casas, tradición y modernidad

San Cristóbal de las Casas es considerado uno de los pueblos mágicos más bellos de México, este destino es perfecto para una cita romántica, ya que dispone de grandes propuestas que es imposible no enamorarse.

La opción es una caminata entre sus tranquilas y bellas calles donde podrás encontrar textiles, joyería y artesanías para dar un regalo perfecto.

Además, podrás disfrutar de un delicioso café orgánico en un lindo restaurante mientras ven caer el atardecer pintando con luces las coloridas calles.

Oaxaca, oferta gastronómica

Por sus maravillosos tesoros naturales, gastronómicos, culturales y artísticos es perfecto para vivir una cita inolvidable, es por ello por lo que es uno de los destinos favoritos para celebrar una boda o ir de luna de miel.

Disfruta de sus grandes atracciones culturales en la ciudad, da un paseo por el mercado central, el zócalo y la plaza mayor o bien visita las cascadas petrificadas de Hierve el Agua, donde seguro podrás conseguir las mejores fotos.

Solo decide el destino y espera a que el autobús te lleve a disfrutar con tu pareja, familia o amigos.

La simbólica fecha del 14 de febrero es una buena excusa para reforzar los lazos que exaltan el amor y la amistad, aunque cualquier momento es especial para celebrar el amor propio, a tu pareja o a tus amigos.