Víctor Álvarez / Coreógrafo

La catedral del chisme en Oaxaca ! Buena vibra precios@s y astedes perdonen mis faltas de ortografía lo mío es bailar esto de escribir lo hago por chingar ñaaaaa..

Gracias al tipazo periodista director de este portal Enfoque Oaxaca por respetar mi libertad de expresión en estos añosss ,, mi verdad me libera !! Yeah !!!

En portada la exitosa y bella actriz oaxaqueña mi ex alumna querida Claudia Martin quien sigue brillando en todo lo.alto de la televisión mexicana jejejeyy … Y no podía faltar otra hermosa de bellas la preciosa Mariana Castillo de mis ex alumnas más chingonas al igual que la siempre linda Ximena Luján niñas bien de Oaxaca de toda la vida y excelentes chicas y muy envidiadas por su hermosura yeiiii …. En hora buena !! Y ala quee duela que se azobe !! Con Lonolllllll Jajajaja ..

Una columna sin mentadas de madre no es de Víctor Álvarez así que chinguen asu madre los que me quieren pero en el fondo del mar ñaaaaaaa .cuidadito !!

Les regaló.esto papis !!

ME DOY PERMISO PARA:

Me doy permiso para separarme de personas que me traten con brusquedad, presiones o violencia,
de las que me ignoran, me niegan un beso, un abrazo…

No acepto ni la brusquedad ni mucho menos la violencia aunque vengan de mis padres o de mi marido, o mujer.
Ni de mis hijos, ni de mi jefe, ni de nadie.
Las personas bruscas o violentas quedan ya, desde este mismo momento fuera de mi vida.

Soy un ser humano que trata con consideración y respeto a los demás. Merezco también consideración y respeto.

Me doy permiso para no obligarme a ser “el alma de la fiesta”, la que pone el entusiasmo en las situaciones, ni ser la persona que pone el calor
humano en el hogar, la que está dispuesta al diálogo para resolver conflictos cuando los demás ni siquiera lo intentan.

No he nacido para entretener y dar energía a los demás a costa de agotarme yo: no he nacido para estimularles con tal de que continúen a mi lado.
Mi propia existencia, mi ser; ya es valioso.
Si quieren continuar a mi lado deben aprender a valorarme.
Mi presencia ya es suficiente: no he de agotarme haciendo más.

Me doy permiso para no tolerar exigencias desproporcionadas en el trabajo.
No voy a cargar con responsabilidades que corresponden a otros y que tienen tendencia a desentenderse.
Si las exigencias de mis superiores son desproporcionadas hablaré con ellos clara y serenamente.

Me doy permiso para no hundirme las espaldas con cargas ajenas

Me doy permiso para dejar que se desvanezcan los miedos que me infundieron mis padres y las personas que me educaron. El mundo no es sólo
hostilidad, engaño o agresión: hay también mucha belleza y alegría inexplorada.

Decido abandonar los miedos conocidos y me arriesgo a explorar las aventuras por conocer.
Más vale lo bueno que ya he ido conociendo y lo mejor que aún está por conocer. Voy a explorar sin angustia.

Me doy permiso para no agotarme intentando ser una persona excelente.
No soy perfecta, nadie es perfecto y la perfección es oprimente.
Me permito rechazar las ideas que me inculcaron en la infancia intentando que me amoldara a los esquemas ajenos, intentando obligarme a ser
perfecto: una persona sin fisuras, rígidamente irreprochable. Es decir: inhumana.

Asumo plenamente mi derecho a defenderme, a rechazar la hostilidad ajena, a no ser tan correcto como quieren; y asumo mi derecho a ponerles límites y barreras a algunas personas sin sentirme
culpable.

No he nacido para ser la víctima de nadie.

Me doy permiso para no estar esperando alabanzas, manifestaciones de ternura o la valoración de los otros.

Me permito no sufrir angustia esperando una llamada de teléfono, una palabra amable o un gesto de consideración.

Me afirmo como una persona no adicta a la angustia.

Soy yo quien me valoro, me acepto y me aprecio No espero a que vengan esas consideraciones desde el exterior.

Y no espero encerrada o recluida ni en casa, ni en un pequeño círculo de personas de las que depender.

Al contrario de lo que me enseñaron en la infancia, la vida es una experiencia de abundancia.

Empiezo por reconocer mis valores, Y el resto vendrá solo. No espero de fuera.

Me doy permiso para no estar al día en muchas cuestiones de la vida: no necesito tanta información, tanto programa de ordenador, tanta película de cine, tanto periódico, tanto libro, tantas músicas.

Decido no intentar absorber el exceso de información. Me permito no querer saberlo todo. Me permito no aparentar que estoy al día en todo o en casi todo.

Y me doy permiso para saborear las cosas de la vida que mi cuerpo y mi mente pueden asimilar con un ritmo tranquilo.

Decido profundizar en todo cuanto ya tengo y soy. Con lo que soy es más que suficiente. Y aún sobra.

Me doy permiso para ser inmune a los elogios o alabanzas desmesurados: las personas que se exceden en consideración resultan abrumadoras. Y dan tanto porque quieren recibir mucho más a cambio.

Prefiero las relaciones menos densas.

Me permito un vivir con levedad, sin cargas ni demandas excesivas. No entro en su juego.

Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtica.

No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan, que
me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.

Si intentan presionarme para que haga lo que mi cuerpo y mi mente no quieren hacer, me afirmo tranquila y firmemente diciendo que no. Es
sencillo y liberador acostumbrarse a decir “no”.

Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtica. No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan, que me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.

Elijo lo que me da salud y vitalidad.

Me hago más fuerte y más serena cuando mis decisiones las expreso como forma de decir lo que yo quiero o no quiero, y no como forma de
despreciar las elecciones de otros.

No me justificaré: si estoy alegre, lo estoy; si estoy menos alegre, lo estoy; si un día señalado del calendario es socialmente obligatorio sentirse feliz, yo estaré como estaré.

Me permito estar tal como me sienta bien conmigo misma y no como me ordenan las costumbres y los que me rodean: lo “normal” y lo “anormal” en mis estados emocionales lo establezco yo.
Y hoy también me permito dejar descansar un poco a doña Angustias, que todo todo el año me ha traído de cabeza para terminar contaminada igual. Jejejejejeyyy sin ofender a los presentes ! Yeiiii …

Zaco volador ,, la justicia divina existe !! Y también la terrenal jajajaja ahora sí se la dejaron ir y sin saliva al Martínez Helmes uyyyy clara en la política no hay amigos solo intereses eso siempre me lo decía el cachetón de Álvaro Medina Félix el empresario transportista otro que muy doble moral jajaajajaja..

Orales a ese elpillo al quee hace honor asu apellido y le encanta la concha es otro que se ha hecho millonario con el erario público .. lo mismo que los nuevos ricos de Xoxocotlan quienes presumen ropa de diseñador la mamá titina Kaliman y en hijo titino cachetón y el papá rey de las cirugías plásticas que ya parece primo hermano de Lyn May jajajaja que me importa !!! Mientras yo me libere los incomodos que chinguen a su madre !!! Jejejeyy

Soy una linda avispa que volando pico !!! Jajajaja cada quien es dueño de sus emociones okiiii y zaco volador,, para los que sufren con lo que yo gozo les digo que solo por hoy vivo en sobriedad !! Ñaaaaa

Otro bueno rico es don cuche Jorge aroche ahiiiiiii está en su constructora el dinero y los millones de Oaxaca !!

Ufffff ya me libere !! Ya .e voy a chingar Ami madre que me pario con un dicho de mi abuela doña Filomena ,, después del niño ahogado quieren tapar el pozo ,,, yeiiii felices 24 horas gracias por su tolerancia,,Tan tan .