Hoy la luna a medio siglo

Carlos R. Aguilar Jiménez

Un día como hoy hace cincuenta años exactamente, medio siglo atrás el 5 de julio de 1969 luego de los excelentes resultados del Proyecto Apolo y del eficiente desempeño del cohete Saturno, la NASA dio su aprobación al lanzamiento del Apolo XI que llegaría a la Luna donde descendería por primera vez un ser humano, consiguiendo de esta forma que el próximo 20 de julio, pero de hace 50 años, Neil Armstrong dejara su huella en la superficie lunar, además de una bandera de EU y una placa conmemorativa a nombre de toda la humanidad.

Casi un millón y medio de personas se reunieron el 16 de julio de 1969 en Cabo Kennedy para ser testigos del lanzamiento del Saturno V que debía llegar a la Luna a casi 400 mil kilómetros de distancia, cuatro días después, el 20 de julio, consumándose gracias a la ciencia, tecnología y atrevimiento de miles de trabajadores, ingenieros, astrónomos, técnicos, científicos y astronautas, la hazaña más importante y trascendente jamás lograda por la humanidad. Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins realizaron a la perfección específicos planes y cumplieron ordenes precisas, con cierto grado de improvisación minutos antes del alunizaje, que se dieron meses y especialmente en los primeros días de julio del 69, que a su vez fueron auxiliados por científicos de todo el mundo y por los más avanzados cerebros electrónicos, con el fin de superar adecuadamente los peligros a que se exponían: ingravidez, bajas temperaturas, aceleraciones excesivas y, sobre todo, el despegue del suelo lunar para regresar a la nave nodriza y vuelta a casa. No obstante, no todo sucedió ese día porque el éxito del alunizaje fue producto de muchos estudios, innovaciones, inventos, trabajos y practicas que tomaron varios años, desde que el Presidente John F. Kennedy decidiera y ordenara a la NASA llegar a la Luna antes que los comunistas soviéticos para ganar la carrera especial, de tal forma que si bien estamos acostumbrados a escuchar la cuenta regresiva de 10 a 0 lo cierto es que esta se extiende específicamente a quince días antes, que son fundamentales porque dos semanas antes del lanzamiento ya todo está en su lugar, todo ha sido probado, instalado, verificado y comprobado, en espera del visto bueno para el lanzamiento, que a partir de esa fecha se considera un hecho, excepto por circunstancias ajenas, como podrían ser meteorológicas, en una dinámica que luego del alunizaje y exitoso regreso, a 50 años en todo el mundo instituciones educativas, oficiales, culturales, científicas y tecnológicas se preparan para celebrar, excepto Oaxaca donde regodeándonos Guelaguetza, tradiciones, folklore, política, relatos de crímenes, corrupción y lo que se haga o publique, pareciera que si bien llegó el hombre a la Luna hace 50 años, a Oaxaca no interesa, eludiendo el 50 Aniversario del logro científico, técnico y social más portentoso de la humanidad, porque no lo consideramos exclusivo de USA y la NASA , sino privilegio de todos y cada uno de los seres humanos, incluidos los oaxaqueños.

error: Contenido protegido !!