Godzilla II: El rey de los monstruos: Otra vez público contra crítica

Ismael Ortiz Romero Cuevas

Una de las partes más entretenidas de los estrenos cinematográficos de una franquicia que tiene muchos fanáticos en el mundo, no es meramente la película, sino la polémica que se crea a partir de lo que muchos apasionados defienden y consideran digno de su personaje favorito contra la crítica, que por lo general pondera más aspectos técnicos o valores de producción que algo que puede gustarle a los seguidores.

Hacer una lista de esos enfrentamientos entre público y críticos sería tema para un Paréntesis completo, pero hablemos del estreno de un bluckbuster este fin de semana y que hizo que las reseñas fueran de lo más entretenidas. Resulta que llegó a las salas de cine “Godzilla II: Rey de los monstruos” y los fanáticos encontraron en ella una película que sigue los esquemas del cómic que hizo leyenda al gigantesco lagarto. Es cierto, una batalla entre los más hercúleos ‘kaijus’ no puede tener lógica desde su concepción, vamos, ni siquiera tantita pues estamos hablando de seres que solo habitan en la imaginación humana. Sin embargo, para los críticos eso no es suficiente; quieren ver una cinta plagada de datos verdaderos, con base científica, con una historia lógica, con personajes consistentes y que el drama humano se anteponga a la fantasía; aunque eso, vaya en contra de la misma naturaleza de la película. Hacer lógico algo que de origen es ilógico, sería algo así como tratar a los fanáticos (y que al final de cuentas pagan el boleto) como tontos. Los seguidores de cualquier cinta fantástica no quieren ver eso en pantalla; buscan que la historia se apegue lo más que se pueda a los elementos que la hicieron épica.

Y mientras la prensa especializada otorgó en Rotten Tomatoes una calificación de 41% de aprobación, los fanáticos la calificaron con un contundente 87% de comentarios positivos. Tenemos que reflexionar que los especialistas se centran en elementos técnicos y de producción, los comentarios del gran público favorecen a la cinta haciendo entender a todos que la gente que paga para entrar a ver la película sí está disfrutando y mucho la batalla de las colosales bestias que buscan conquistar al planeta.

Es cierto; el drama humano poco le importa a la película dirigida por Michael Dougherty, cineasta y productor que se ha centrado en hacer más cine de horror y fantástico, notándose que tiene muy claro su objetivo: la batalla. La historia deja con muy bajo perfil el drama familiar estelar interpretado por Kyle Chandler, Vera Farmiga y Millie Bobby Brown. Asimismo, presentando a grandes actores como Sally Hawkins, Ken Watanabe o Charles Dance de quienes sus personajes comienzan teniendo un planteamiento sumamente interesante y que al paso de la película, se nota que ya no se sabe qué hacer con ellos. Y es entonces cuando al desperdiciarse un cast con nominados al Oscar y primeros actores, sabemos por dónde irá el rumbo de la historia. Pero hay que ser honestos también, la gente no fue a ver prodigiosas actuaciones, fue a ver cómo los monstruos aplastaban al mundo.

Ayer lunes, las reseñas que se leían eran precisamente la forma en cómo “Godzilla II: rey de los monstruos” fue un fracaso en la taquilla y Rotten Tomatoes mencionaba lo mala que era la película que por cierto, ya tiene la unción del público que nuevamente se fue contra la publicación que ha calificado como “grandiosas” a las películas de la casa Marvel, historias con mucho menos lógica que la misma del lagarto gigante según muchos usuarios. A la gente le encantó ver en la pantalla del cine a Godzilla, King Ghidora, Mothra y Rodan. El público también gozó de las escenas de acción, de la atmósfera un tanto noir, de la devastación de las ciudades, el dramatismo y las magnánimas batallas. Por cierto, hubo muchas expresiones de sorpresa al mencionarse a King Kong como uno de los titanes y que “Monarch”, la industria que los tiene ubicados, tiene una sede en la isla Calavera, lugar donde habita el enorme gorila. Esto es una clara referencia a la siguiente cinta de la franquicia: “Godzilla vs. Kong”, la cual Warner ha afirmado que veremos en 2020.

La crítica, siempre dice una cosa, pero lo que sucede con la nueva entrega de Godzilla, nos hace entender (como ya lo ha hecho con infinidad de otras películas) que siempre quien realmente manda es el público y ellos, ya le han dado el visto bueno a la cinta que muestra la gran batalla de los titanes, que se emocionaron de sobremanera al ver los épicos personajes, pisoteando las grandes ciudades.

error: Contenido protegido !!