Oaxaca de Juárez, Oax.- El sueño es un fenómeno biológico que tiene como objetivo el descanso del organismo, así como el restablecimiento de funciones que se van debilitando a lo largo del día, es parte fundamental para la vida debido a que forma parte de numerosas funciones fisiológicas y psicológicas en nuestro cuerpo, como la reparación de los tejidos, el crecimiento, la consolidación de la memoria y el aprendizaje.

Si bien es cierto que con la edad vamos necesitando de menos horas de descanso, el no poder dormir a determinada hora o el despertarse en horas específicas de la madrugada, al menos tres veces por semana, durante más de dos semanas seguidas, puede ser signo de algún padecimiento, por lo que es necesario aprender a escuchar y conocer nuestro cuerpo.

De acuerdo con la doctora Perla Vázquez Altamirano, coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS, nuestro cuerpo es tan inteligente que durante la noche usa sus propios recursos para regenerarse, sin embargo el no poder descansar inhabilita esta acción, por lo que no se debe tomar a la ligera los mensajes que nos manda nuestro cuerpo.

A manera que avanza el reloj nuestro cuerpo se va regenerando, por ejemplo; de once de la noche a una de la madrugada, la vesícula biliar, realiza las funciones depuración, si ésta se encuentra obstruida, puede causar inflamación y dolor en la parte superior derecha del abdomen, el hombro derecho o entre los omóplatos, que puede durar desde unos pocos minutos hasta varias horas.

De una a tres de la madrugada; puede ser signo que organismo no está manejando apropiadamente el azúcar que se consume en el día, lo que puede desencadenarse en el padecimiento de enfermedad del hígado graso (HGNA).

De tres a cinco de la madrugada; es el turno de los pulmones, por lo que despertarte durante estas horas, podría ser por una obstrucción de los tubos bronquiales (encargados de conducir el aire respirado hacia dentro o hacia afuera).

De cinco a siete de la mañana, empieza a trabajar es el intestino grueso, con la finalidad de depurar lo que nuestro organismo no necesita, por ello se debe tomar en cuenta, el cómo despertamos, ya que podríamos padecer de enfermedad inflamatoria intestinal, los síntomas varían en relación a la gravedad de la enfermedad, suelen comenzar poco a poco y a veces no se presenta ningún síntomas, hasta que avanza la enfermedad.

Finalmente la coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS exhorta a la población a realizar cambios en la alimentación, ya que todas las enfermedades van relacionadas con nuestro estilo de vida. De igual forma refiere que el descanso es esencial para el buen funcionamiento del organismo, si pasan más de 15 minutos y no puedes dormir, busque opciones de que puedan relajarle, lo ideal es tener un horario regular para acostarse, y si el insomnio persiste acuda con su médico familiar, para descartar cualquier problema de salud.