Se instala Mesa de Atención Agraria estatal y federal

Oaxaca de Juárez, Oax.- Presidida por la secretaria de Gobernación (Segob) Luisa María Alcalde Luján, se instaló la Mesa de Atención Agraria estatal y federal con el objetivo de atender y solucionar diversos asuntos de esta índole en Oaxaca.

La mesa derivada de una instrucción presidencial para atender la conflictividad agraria en la entidad, contó con la participación de las secretarías del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la Procuraduría Agraria (PA) y el Registro Agrario Nacional (RAN).

También, del orden estatal participó la Secretaría de Gobierno (Sego) encabezada por Jesús Romero López y la Junta de Conciliación Agraria de Oaxaca, en donde se analizaron los ocho conflictos detectados como los más álgidos por su historial de víctimas, agresiones y que en estos momentos generan inestabilidad social.

En este encuentro definieron instalar que en próximas fechas una Mesa de Atención en la entidad con la presencia de una Comisión de las dependencias federales involucradas y en donde se convocará a los pueblos y comunidades para encontrar planteamientos de solución a sus conflictos, en donde el punto de partida serán las propuestas realizadas por las mismas poblaciones.

Asimismo, se realizarán labores y tareas de seguridad en los municipios donde se localizan los polígonos de conflictividad, que permanecerán previo, durante y posterior hasta lograr los acuerdos y concretarlos.

Para la Secretaría de Gobierno existe una ruta crítica de atención a los conflictos, cuyo resultado se refleja en la resolución de 20 asuntos durante el primer año del Gobierno del Estado.

Asimismo, como Gobierno del Estado celebra contar con el respaldo de la federación a través de la Secretaría de Gobernación, para atender la conflictividad agraria.

Las comunidades en conflicto son:

Santo Domingo Ixcatlán y Chalcatongo de Hidalgo, mantienen una disputa de más de 34 años, por una superficie de mil 356 hectáreas que jurídicamente pertenecían a Santo Domingo Ixcatlán y que parte de las mismas están en posesión comuneros de Chalcatongo de Hidalgo.

San Pedro el Alto y Santo Domingo Teojomulco mantienen un conflicto de más de 67 años, por una superficie de 7 mil 46 hectáreas, que se encuentran amparadas por la Carpeta Básica de la comunidad de San Pedro el Alto; pero que Santo Domingo Teojomulco las reclama, argumentando que no fueron considerados para la ejecución de la resolución de San Pedro el Alto.

San Miguel El Grande y Tlaxiaco mantienen un conflicto que data del siglo XVI, originado por los títulos primordiales de San Miguel el Grande, y que se complica por la pretensión de nueve mil 556 hectáreas.

Santa Cruz Mitlatongo y Santiago Mitlatongo mantienen un conflicto de más de 70 años, por una superficie de mil 188 hectáreas, que pertenecen a la primera comunidad; sin embargo, están en posesión de comuneros de la segunda población.

San Juan Mixtepec y Santo Domingo Yosoñama mantienen un conflicto de más de 53 años, por una superficie de mil 740 hectáreas, las cuales jurídicamente son de San Juan Mixtepec; pero, Santo Domingo Yosoñama manifiesta tenerlas en posesión y que les pertenecen, porque así lo señalan sus títulos primordiales.

San Miguel Chimalapa y núcleos agrarios chiapanecos tienen un conflicto de más de 50 años por una superficie aproximada de 12 mil 900 hectáreas, que están en el área reconocida y titulada a San Miguel Chimalapa, donde se dotó de tierras a 4 núcleos agrarios del municipio de Cintalapa, Chiapas.

Santa María Chimalapa y núcleos agrarios chiapanecos mantienen una disputa de más de 50 años, por una superficie aproximada de 34 mil 514 hectáreas que se origina porque en la superficie reconocida y titulada a Santa María Chimalapa, se dotó de tierras a 12 núcleos agrarios del municipio de Cintalapa, Chiapas. Aunado a lo anterior se ubican predios de supuestos nacionaleros inmersos en la poligonal de Santa María Chimalapa.

Santiago Amoltepec y San Mateo Yucutindoo tienen un conflicto de más de 24 años, por una superficie de mil 90 hectáreas aproximadas que jurídicamente le pertenece a San Mateo Yucutindoo; no obstante, Santiago Amoltepec las pretende tener; sin que exista voluntad de diálogo y la violencia en la zona de colindancia ha sido naturalizada.

Los conflictos mencionados han recibido puntual atención y seguimiento por parte del Gobierno del Estado, quien a través de la Sego mantienen constante diálogo con los municipios. Además, se desarrollarán acciones de seguridad en las zonas de conflicto y se impulsará la conciliación como mecanismo de resolución de estas problemáticas.

error: Content is protected !!