* Se revierte determinación de autoridad electoral estatal

* Sala Xalapa consideró asunto urgente de resolver para no ocasionar daño irreparable

Santa Lucía del Camino, Oax.- Debido a las amenazas, hostigamiento e intimidación por parte del presidente municipal Dante Montaño Montero que he recibido en la demarcación de Santa Lucía del Camino, la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, declaró la existencia de violencia política en razón de género y ordena a ese Ayuntamiento efectuar medidas de reparación integral.

Debido a las acciones de invisibilización y obstrucción del cargo originadas por el edil del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) hacia mi persona, las cuales hice públicas desde diciembre de 2019, este órgano especializado del Poder Judicial de la Federación en materia electoral, decidió revertir la determinación del Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO) por no considerar las pruebas presentadas como muestra fehaciente de este delito.

La violencia política en mi contra se originó por exigirle al munícipe cumplir en tiempo y forma con la realización de las sesiones de Cabildo, como lo marca la Ley Orgánica Municipal, y al inconformarme por impedirme la revisión del Presupuesto de Egresos para el ejercicio 2020 y la discusión con el cabildo, a finales del año pasado.

Iniciaron una serie de actos que buscaban impedir el desempeño de mi cargo. Desde el despido de personal adscrito a mi área, negación de mobiliario y material de oficina, cancelación de mi pago, hasta la humillación y discriminación tanto en público como en redes sociales y medios de comunicación.

La Sala Xalapa informó que decidió resolver este asunto en sesión no presencial por videoconferencia de este 02 de junio, ante la emergencia sanitaria provocada por el virus COVID-19, al considerarla urgente, pues demorar su resolución podría ocasionar algún daño irreparable en contra de los derechos políticos-electorales de su promovente.

Quiero señalar que nunca cesaron las acciones en mi contra por lo que tuve que cambiar mi domicilio en diversas ocasiones, no obstante el edil Montaño Montero enviaba a sus emisarios a intimidarme. Lamentablemente no hay en la entidad instituciones lo suficientemente sólidas y comprometidas que atiendan con seriedad este tipo de delitos, consignados en la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Luego de tocar muchas puertas de dependencias sin encontrar el apoyo necesario, en enero de este año interpuse un Juicio para la Protección de los Derechos Político Electorales del Ciudadano registrado con la clave JDC/13/2020, del cual se derivaron medidas de protección a mi favor.

Aunque los integrantes del Ayuntamiento de Santa Lucía del Camino por ordenamiento del TEEO debían abstenerse de realizar conductas lesivas en mi contra y de mi familia, continuaron amedrentándome de diversas formas, en medio de un mayor riesgo para mi integridad física cuando este tribunal determinó no acreditar violencia política, pese a todas las pruebas presentadas, además dejando sin efecto las medidas de protección.

La Sala Xalapa si tomó en cuenta todas las pruebas expuestas y tras su fallo, espero que las instituciones en Oaxaca estén a la altura para hacer cumplir y vigilar el cumplimiento de esa determinación, y pido respetuosamente a las organizaciones de la sociedad civil que me acompañen a mantenernos pendientes de la aplicación de las sanciones establecidas en la ley, marcando un antes y un después en términos de justicia ante la violencia política en razón de género, que como sociedad democrática que nos preciamos de ser, nunca debemos permitir.

Nallely Ortiz Jiménez, Regidora de Equidad de Género y Grupos Vulnerables del Municipio de Santa Lucía del Camino, Oax.