Quesque política y sociedad: La nube rosa

FRANCISCO VÁSQUEZ

Dicen, diremos

Quesque el gobernador Salomón Jara Cruz solo tiene dos casas y un vehículo. Así lo dio a conocer a través de su declaración patrimonial que presentó el 18 de enero pasado ante la Secretaría de Honestidad, Transparencia y Función Pública de la entidad.

Lo interesante es que el mandatario no reportó uno de esos bienes cuando se desempeñó como legislador en el Senado de la República, a pesar de que sus casas las adquirió desde hace más de 20 años.

De acuerdo a su declaración en primer término se trata de una casa de 200 metros cuadrados que adquirió el 8 de octubre de 1988 y que pagó al contado por 200 mil pesos.

Y reportó otra propiedad de 119 metros cuadrados que adquirió el 21 de noviembre del año 2000, que pagó al contado por 650 mil 512 pesos.

Así también menciona que el único vehículo de su propiedad es uno de la marca Nissan modelo Tiida Sedan Comfort del año 2010, que pagó al contado por 150 mil 200 pesos.

Por otra parte, el artículo 60 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas establece de manera clara que incurrirá el enriquecimiento oculto el servidor público que falte a la veracidad en la presentación de las declaraciones de situación patrimonial o de intereses, que tenga como fin ocultar, respectivamente, el incremento en su patrimonio o el uso y disfrute de bienes o servicios que no sea explicable o justificable, o un conflicto de interés.

En consecuencia, de acreditarse dicha irregularidad el gobernador estaría incurriendo en una falta administrativa grave, y bien podría ser suspendido o destituido del cargo, o bien podría ser inhabilitado.

Pero bueno, es el gobernador, quien dice que tiene una vida austera, sin propiedades en Miami ni departamentos en Nueva York, quien una vez terminado su mandato se irá a vivir a Betaza, donde es originario. ¿Seguirán su ejemplo los demás funcionarios?, ¿usted qué opina amable lector?

Nube rosa

A pesar de los últimos acontecimientos de violencia ocurridos en las diversas regiones del estado, el gobernador insiste que en la entidad se respira una atmósfera de tranquilidad.

Quesque son intereses externos los que pretenden generar caos e incertidumbre entre los oaxaqueños. El hecho más reciente fue el macabro hallazgo en pleno sábado de gloria de una maleta que contenía restos humanos en jurisdicción del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán y este lunes el hallazgo de una extremidad humana afuera del centro de internamiento de San Francisco Tanivet.

Dice Jara Cruz que en nuestro territorio se está viviendo la Primavera Oaxaqueña, aunque pareciera que el sigue estando en la nube rosa de su gobierno, mientras que los ciudadanos de a pie, aún no logran percibir de manera directa el cambio que vive nuestro mandatario.

Buenas intenciones

Se sabe que la maestra Elizabeth Lara Rodríguez, quien fue elegida por el Congreso local para encargarse de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, ya anunció tres acciones a realizar en el arranque de tan importante gestión.

La profesionista buscará la defensa de las mujeres ante la violencia feminicida, la protección de los derechos de los migrantes que se desplazan por territorio oaxaqueño, –que por cierto son muchos–, y la revisión del cumplimiento por parte de las autoridades a las recomendaciones que ha emitido este organismo.

Queda pues, en manos de una mujer, la protección y defensa de los derechos humanos de los oaxaqueños, ante las innumerables arbitrariedades que se cometen a diario por parte de quienes ejercen un cierto nivel de poder público.

Víctimas

Como si fuera una broma macabra, algunas víctimas de delitos en Oaxaca, han estado culpando a las instancias de procuración e impartición de justicia de casi todo lo que les pasa a raíz de que padecen algún hecho con apariencia de ilícito.

Vemos como ventilan sus casos y hasta su vida privada en redes sociales, con tal de llamar la atención, generando polémica y sin empacho regalan información que bien podría perjudicar el seguimiento de sus procesos penales.

Es lamentable que algunas víctimas de delitos, sobre todo de aquellos que se persiguen de oficio como la violencia familiar, abuso sexual, violación, por citar algunos, utilicen al órgano investigador para presionar a sus supuestos agresores a fin de conseguir algún tipo de lucro económico.

El sistema acusatorio penal, además de tener como finalidad el esclarecimiento de los hechos y lograr el pago de la reparación del daño, que son prerrogativas tuteladas por nuestra Máxima de Derechos, en Oaxaca –y seguramente en otras entidades– se utiliza para negociar la instancia penal, se persigue con odio el pago de cantidades de dinero para satisfacer intereses personales a capricho de ciertas víctimas –no todas–, y Oaxaca es un estado que ya está muy politizado.

Se olvidan, que la opinión pública ha cambiado, y la gente ya no es tan fácil de engañar, se olvidan también del principio de presunción de inocencia, que representa un derecho humano de todo imputado.

Por supuesto que es obligación de las autoridades proteger a las víctimas de delitos, pero en Oaxaca hace falta regular el actuar de estas en el proceso, urge la creación y puesta en marcha de un instituto de asesoría jurídica, que se garantice el equilibrio procesal entre las partes, aunque no siempre las cosas son como parecen. Nos estamos leyendo en la próxima.

Whatsapp: 951 290 06 21
Correo: licfranciscovf@gmail.com

error: Content is protected !!