Quesque política y sociedad: La cola que se arrastra

FRANCISCO VÁSQUEZ

Charalitos

Quesque cada vez se hace más grande la cola que trae arrastrando el exgobernador Alejandro Murat Hinojosa, formada con todos los exfuncionarios de su administración que han sido detenidos y vinculados a proceso por presuntos actos de corrupción.

Una de los primeros charalitos fue Jorge Zárate Medina, exdirector del Instituto Catastral del Estado de Oaxaca, quien es señalado de un presunto ejercicio ilícito del servicio público.

De quien se dice, pesan diversas órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar por hechos que la ley señala como los delitos de despojo, abuso de autoridad, tráfico de influencias, falsificación de documentos, fraude específico y suplantación de identidad.

Posteriormente, fue detenido Alejandro Aroche Tarasco, exdirector del Instituto de Estudios de Bachillerato del Estado de Oaxaca (IEBO), por un presunto fraude simulado.

De manera extraoficial se sabe que los hechos ocurrieron entre 2021 y 2022, cuando se promovió la creación del Sindicato de Empleados del IEBO para beneficiar con plazas de base a personas que no cumplían con los requisitos legales para laborar en dicha institución.

Ahora, la Fiscalía llevó a audiencia de comunicación de imputación a cuatro exfuncionarios de la entonces Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra), que también encabezó Alejandro Murat.

Tras darles a conocer los datos de prueba que existen en su contra, un juez penal del Poder Judicial del Estado determinó vincular a proceso a los exfuncionarios por un presunto desfalco al erario público de al menos 53 millones de pesos.

Se trata de Manuel M. C., exsubsecretario de Obras; Alejandro C. C. A., exjefe de Infraestructura Urbana y Residente de Obra, así como Leopoldo G. L. L. y Rubén, O. M., quienes ahora tienen la oportunidad de apelar dicha resolución y que su situación jurídica sea resuelta por los magistrados del Tribunal, o bien, recurrir al juicio de amparo biinstancial para que el asunto sea resuelto por los jueces federales.

Quesque presuntamente por diversas irregularidades en los trabajos de rehabilitación de la avenida Símbolos Patrios, vialidad que comprende parte de la ciudad de Oaxaca por la zona sur, Santa Cruz Xoxocotlán y San Antonio de la Cal, realizadas en el sexenio pasado, y que tantos conflictos trajo con los vecinos de la zona por las afectaciones al arbolado urbano.

En fin, sólo son charalitos, pues nunca en el mundo de la primavera y la fantasía veremos a un exgobernador enfrentando un proceso penal, así como no hemos visto a un expresidente ser detenido en el país donde se piden abrazos para evitar los balazos.

Con todo y lo que se viene por parte de la Consejería Jurídica del gobierno estatal, el cachorro inició recorridos en territorio nacional para promover su campaña “Piensa México”, hasta con libro y toda la cosa. Algún acuerdo macabro se prepara en la política, donde nada está escrito.

Las corcholatas

En la capital de Oaxaca, Claudia Sheinbaum recibió de manos de mujeres indígenas un bastón de mando como símbolo de espiritualidad para su encomienda de encabezar la encuesta que defina al Coordinador de la Defensa de la Transformación de Morena en el proceso electoral de 2024.

Con un eventazo, le restregó en la cara a sus oponentes, el músculo que se carga con los oaxaqueños, sobre todo cuando tiene todo el apoyo del originario de Betaza, quien ni ha pelado a los demás suspirantes.

Quesque dijo que es tiempo de mujeres, que ahora ya pueden ser lo que quieran, desde presidentas municipales, diputadas, senadoras, gobernadoras, y quien sabe, chicle y pega y hasta presidentas de la República.

Lo grave es que una vez que ocurre lo mismo que con los varones, cuando las mujeres ocupan cargos públicos, olvidan a las mismas mujeres, violentando sus derechos humanos en todas sus vertientes al no ser atendidas de manera integral sus necesidades de carácter social y de justicia.

Ahí también andaba Gerardo Fernández Noroña, del PT, quien empezó su gira con el pie izquierdo, pues al dar su mensaje confundió a la entidad de Oaxaca con la de Puebla, por lo que fue objeto de risas y burlas, aunque por lo menos la publicidad en redes sociales le salió barata.

Quien no da una es el presidente municipal y exrector de la máxima casa de estudios de los oaxaqueños, Francisco Martínez Neri, que no ha podido resolver el grave problema de la inseguridad, a diario se reportan asaltos y hechos de violencia graves en la ciudad capital.

Los mismos asaltantes son grabados después cometiendo nuevos hechos delictivos, gozando de toda impunidad, mientras que las corporaciones de seguridad duermen y duermen, y los agentes de Tránsito como buitres con las infracciones y las mordidas. Ahí se las dejo, nos estamos leyendo en la próxima.

Contáctanos:
Correo: licfranciscovf@gmail.com
WhatsApp: 951 290 06 21

Nota: Imagen ilustrativa tomada de internet.

error: Content is protected !!