Puesto de tacos vendía carne de perro en lugar de barbacoa de borrego

Ciudad de México.- Tras un procedimiento de inspección rutinario en un puesto de barbacoa en Tizayuca, Hidalgo, las autoridades descubrieron carne de perro en lugar de la carne de borrego que se esperaba, al interior de varias cajas se podían observar las pieles y algunos huesos de caninos, en lugar de borregos.

Los hechos ocurrieron durante un bloqueo en la antigua carretera México-Pachuca, específicamente en el punto conocido como Los Conos, cuando el personal del área de reglamentos del ayuntamiento de Tizayuca realizó una inspección en un puesto de barbacoa semi-fijo ubicado en la avenida Juárez del municipio.

Durante la inspección de las cajas de carne, el equipo de reglamentos encontró lo que parecía ser el cráneo de un perro. Tomaron evidencia fotográfica y luego procedieron a intentar retirar el puesto. Sin embargo, los propietarios del puesto se opusieron y negaron categóricamente que estuvieran vendiendo carne de perro.

Después de que el personal del ayuntamiento se retiró, los afectados bloquearon la carretera, colocando y prendiendo fuego a llantas como medida de protesta. Los manifestantes acusaron a la presidencia municipal de iniciar una campaña de desprestigio en su contra y reafirmaron que solo venden carne de ganado.

Lo que comenzó como un desalojo rutinario de un puesto de barbacoa sin licencia en Tizayuca se convirtió en un incidente que reveló un posible uso indebido de la carne en cuestión. La dirección de Reglamentos y Espectáculos del ayuntamiento había emitido tres oficios previos a los dueños del puesto «El Tío Pepe» para que obtuvieran su licencia de funcionamiento, lo que condujo a la inspección que desató la controversia.

Por su parte, los vendedores de tacos rechazaron estar vendiendo supuesta carne de perro en la barbacoa y sugieren que este asunto está influenciado por cuestiones políticas. Durante estas operaciones, también se encontraron diversas cabezas presumiblemente pertenecientes a perros, las cuales fueron exhibidas en plataformas de redes sociales.

Por otro lado, los afectados aseguran que la carne no es de perro, sino de borrego, y argumentan que esta situación está siendo manipulada por motivos políticos. Afirman que la alcaldesa Susana Ángeles los ha atacado debido a su defensa del ejido. Alegan que los empleados municipales agredieron a varias personas, incluido su hijo menor. Como respuesta, los manifestantes cerraron la carretera México-Pachuca como medida de protesta.

Fuente: Agencia

error: Content is protected !!