PRI, Morena y PAN proponen nuevos apoyos y bajar edad de pensión

Ciudad de México.- Reducir a 60 años la edad para recibir la pensión universal para adultos mayores, como propone Xóchitl Gálvez, u otorgar una beca para estudiantes de educación básica, como propone Sheinbaum, tendrían cada una un costo presupuestal de al menos 100 mil millones de pesos.

Dar un apoyo a medio millón de mujeres mujeres de entre 60 a 64 años, como plantea Morena, costaría 19 mil millones de pesos extra, en tanto que ofrecer recursos para que los menores de 25 años puedan estudiar o emprender un negocio, implicaría un gasto de al menos 89 mil millones de pesos.

Sin embargo, el presupuesto público tiene ya un déficit presupuestario que este año será de casi 1.7 billones de pesos, equivalente al 4.9% del Producto Interno Bruto (PIB), según la estimación de Hacienda.

“La situación de las finanzas públicas es muy delicada. A los 5 años del último gobierno tenemos un crecimiento de tan solo 6.7% y esto es muy limitado frente a lo que han tenido otros gobiernos”, advirtió Jorge Cano, investigador de Gasto Público en México Evalúa.

Este nivel de ingreso, explica, es un panorama complicado para sumar gastos en programas sociales, sin contar con nuevos recursos.

“Si no se generan los mecanismos de financiamiento para cualquiera de los programas que se planteen en campañas, la creación de nuevos programas va a implicar recortes de otros que no estén garantizados en leyes secundarias, o en la Constitución”, añade.

Reducir la edad de la pensión costaría al menos 100 mil mdp

La candidata Xóchitl Gálvez, y los partidos PRI y PAN que la respaldan, proponen reducir la edad para acceder a la pensión universal de adultos mayores, a fin de incluir a las personas de 60 a 64 años. Esto implicaría sumar a 5.1 millones de personas como beneficiarias en 2024, tomando la proyección del Consejo Nacional de Población.

Si el programa abarcara a cada una de las personas de este grupo de edad y le entregara los 6,000 pesos bimestrales, o 38,000 anuales, el gobierno tendría que entregar 195,520 millones de pesos adicionales a los 465,048 millones asignados este año.

Este monto extra es mayor al presupuesto anual para la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (105,838 millones de pesos), y al de la Secretaría de Salud (96,990 millones).

Desde septiembre pasado, el PRI en la Cámara de Diputados ya había formalizado esta iniciativa.

Entonces, la legisladora Carolina Viggiano estimó un costo de 144 mil millones de pesos, que “se pueden tomar de los sobrecostos del Tren Maya, del apoyo a Pemex para pagar su deuda y del gasto superfluo de las secretarías que han engrosado su burocracia”.

El área de prensa de la campaña de Gálvez dijo que contemplan que la ampliación de la pensión cueste 100,000 millones de pesos y que los recursos se obtengan de una reorganización presupuestal de 510 mil millones de pesos.

“Ese ajuste proviene, fundamentalmente, de una reducción propuesta para el presupuesto de la Sedena, la Marina, Presidencia, la Secretaría de Energía y entidades no sectorizadas”, comentó.

En 2024, a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se le asignaron 259,433 millones de pesos; a la Secretaría de Marina 71,888 millones; a la Secretaría de Energía 167,736 millones y a la Oficina de la Presidencia 924 millones, para tener un punto de comparación.

Pensión para mujeres

En su plan de gobierno, Sheinbaum propuso una nueva pensión para mujeres de 60 a 64 años, equivalente a la mitad del apoyo para adultos mayores, que hoy es de 6,000 pesos bimestrales.

Actualmente el gasto de pensión implica un gasto de 465 mil 048 millones de pesos, destinado a un padrón de 12 millones de personas beneficiarias.

Sheinbaum comentó que en 2025 el apoyo que propone aplicará únicamente para un millón de mujeres.

Si a cada una de ellas se les entrega la mitad de la pensión, implicaría un desembolso gubernamental de 19,000 millones de pesos en un año, sin contar posibles aumentos a futuro.

El sábado en Ciudad Juárez, Chihuahua, la exjefa de gobierno comentó: “Estaríamos hablando de alrededor de 18 mil, 20 mil millones de pesos. Eso es lo que estimamos para el primer año y sabemos ya de dónde lo vamos a obtener”.

Tal cantidad de recursos resulta mayor al presupuesto de este año para la Secretaría de Cultura (16,754 millones de pesos), Relaciones Exteriores (9,994 millones de pesos) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos personales (1,097 millones).

Dinero para que jóvenes estudien o emprendan

En uno de sus spots, el PRI apuesta por dar 120 mil pesos a jóvenes, dividido en tres entregas: 40 mil al cumplir 19 años, 40 mil al cumplir 21 y 40 mil al cumplir 25, con el objetivo de que se independicen, finalicen sus estudios o emprendan.

“A los jóvenes no se les dice qué hacer. A los jóvenes se les impulsa y se les apoya. Por eso, en el PRI vamos a respaldarlos con todo, para que puedan arrancar con la certeza de que México apuesta por la visión y proyectos de las juventudes”, comentó el presidente del partido, Alejandro Moreno.

Según Conapo, en 2024 hay 6.6 millones de jóvenes en México que tienen 18, 21 y 24 años. Entregar 40,000 pesos solo al grupo de 18 implicaría un gasto público de $89,493 millones de pesos, un monto que triplica lo asignado al programa Jóvenes Construyendo Futuro, que fue de 24,204 millones de pesos.

Pero si se incluye a quienes tengan 21 y 24 en el mismo año, representarían 267,439 millones de pesos adicionales, un monto mayor que el presupuesto de la Sedena y la Secretaría de Energía.

El área de prensa del PRI, a una consulta de El Sabueso sobre el financiamiento de este proyecto, respondió que sería por “austeridad y lucha a la corrupción”, discurso utilizado en su momento también por el presidente López Obrador.

Beca universal para estudiantes

Sheinbaum también propuso una beca universal para estudiantes de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) en escuelas públicas, replicando el programa Mi beca para empezar de la Ciudad de México.

En 2024, a estas becas se les asignó un presupuesto de 6,820 millones de pesos para atender a 1.1 millones de estudiantes solo en la Ciudad de México. Al año, cada persona beneficiaria recibe entre 6,000 y 6,500 pesos.

Si se toman los datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para el ciclo 2022-2023, que reportaron 21.4 millones de estudiantes de educación básica, la transferencia de 6,000 pesos por alumno implicaría un gasto de 128,934 millones de pesos anualmente.

En su conferencia del sábado, Sheinbaum dijo que esta propuesta costaría “alrededor de 100 mil millones”, aunque aclaró que “va a ser paulatina. Vamos a ampliar por situación económica en regiones completas y de ahí vamos a llegar hasta la universalidad”.

Fuente: Agencia

error: Content is protected !!