Por un “chascarrillo” y reclamar inclusión en la Jucopo, diputadas cruzan reclamos, acusaciones y adulaciones  

Jaime Guerrero 

Oaxaca, Oax.- Por un “chascarrillo” y reclamar su inclusión en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del Estado, amparada en sentencias del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO); la Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la Sala Superior del TEPJF, la diputada local del Partido Nueva Alianza, Adriana Altamirano Rosales, lanzó reclamos, reproches, acusaciones y adulaciones, para tener una silla en el órgano de gobierno del Poder Legislativo.
En asuntos generales de la sesión ordinaria del pleno, primero, la diputada local plurinominal airadamente exigió respeto a su par de Morena, Leticia Collado Soto, en nombre de las 64 mil personas que dijo representar y le dieron la posibilidad de ser diputada local plurinominal.
“No le puedo contestar como usted está acostumbrada, porque ésta es la Casa del Pueblo y aquí es el respeto para todos. Soy una sola mujer que quiere integrar la Junta de Coordinación, pero me lo he ganado con mucho derecho. He dado una lucha de un año y medio para integrar la Junta de Coordinación y usted me dijo que solo es una (debido a que Altamirano Rosales no tiene bancada para integrarse) pero si conociera la historia de mi lucha tendría otro concepto para dirigirse a mí”, lanzó desde el atril.
A las alusiones personales, Collado Soto le reviró: –pese a que Altamirano Rosales pretendía darle el uso de la palabra al final, pasando por alto a la presidenta de la Mesa Directiva– “Yo jamás te he faltado al respeto, ni de burla ni de nada por el estilo, eso que quede bien claro y nos vamos a respetar porque hay procesos y lo marca la ley. No me burlé, simplemente dije: Cómo una (diputada sin bancada puede integrar la Jucopo), simplemente fue un chascarrillo o broma, pero jamás yo te he faltado a tu partido, no hay nada personal ni en contra de tu partido”, atajó.
Y de los reclamos, Altamirano Rosales pasó a las adulaciones: “Le reconozco que usted sea una mujer de izquierda, que usted haya construido la Cuarta Transformación y que sea de origen de un proyecto del licenciado Andrés Manuel López Obrador, nuestro presidente, un hombre de izquierda y un hombre de principios” (sic).
La aliancista del partido de Elba Esther Gordillo Morales, exlíder del SNTE, refirió que en su caso, la ley le favorece porque la primera plurinominal de Nueva Alianza la ocupa una mujer (ella) y cuando se registra por origen se le da el derecho de ingresar a la Jucopo, por determinación de los órganos jurisdiccionales, por tanto le pidió a su par de Morena, solidaridad.
Entre rechiflas, sus pares de todas las fuerzas políticas, le urgieron cerrar su discurso.
Empero, Altamirano Rosales prosiguió y de la defensa de sus derechos políticos, pasó a cuestionar la inclusión de expanistas en la Cuarta Transformación, en alusión a Silva Romo, quien ha sido tres veces candidato del PAN a cargos de elección popular.
“Lo digo por los panistas que están de ese lado y ahora son Cuarta Transformación”, asestó.


Luego se adjudicó en solitario una impugnación a una reforma a la LIPPEO que impulsó la bancada de Morena que anulaba el plazo para que en el 2023, los 570 municipios de Oaxaca integraran sus cabildos de forma paritaria.

Eso le valió que la diputada de Morena y una de las principales promotoras de la impugnación ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Concepción Rueda Gómez, le enmendara la plana.

Altamirano se indignó y pidió respeto por la corrección que le hicieron. “Permítame diputada y nos tratamos con respeto”, alegó. Rueda Gómez, mesurada, la ignoró y ya no le debatió.

Para cerrar, la diputada de Nueva Alianza increpó nuevamente al presidente de la Jucopo, a quien dijo, lo denunció por violencia política por interponer un amparo a su cadena impugnativa en la SCJN.

Al final, presumió que ella sí estará en la boleta electoral en 2024: “Yo sí tengo la certeza que voy aparecer, pregúntese si usted va aparecer”, alardeó. Sus pares de todas las fuerzas políticas sólo la observaron con enfado.
error: Content is protected !!