Por ambición de una diputación pluri, presidenta del PAN violenta estatutos

Jaime Guerrero
Oaxaca, Oax.- La ambición descontrolada por un hueso, después de años de estar en el ostracismo político, no tiene límites en Perla Woolrich Fernández, quien para hacerse de la candidatura a la diputación local plurinominal en el lugar 1 del Partido Acción Nacional, renunció al cargo, luego en menos de 24 horas volvió –al ser impugnable ante irregularidades en el procedimiento interno– para dejar como encargado de la Secretaría General del PAN a un neopriista, Sotero Santiago Domínguez.
En sus enredos, Woolrich Fernández pidió licencia al cargo el pasado 25 de febrero a las 13:40 horas para poder registrarse en el lugar 1 como candidata a la diputación local plurinominal.


No obstante, Leonardo Díaz Jiménez –actual diputado local– renunció al cargo de Secretario General del PAN y, por estatuto, Woolrich Fernández debió nombrar a un encargado de la Secretaría General panista.

Ello, lo obliga a designar a Francisco López como encargado de la Secretaría General y ya desquiciada políticamente, designa a como Presidenta Interina a Rosario Dehesa, cuyo cargo no está estipulado en ningún estatuto panista.

La pretensión de Woolrich Fernández es controlar al Consejo Político Estatal para ser electa sin mayores problemas como candidata a diputada local plurinominal en el lugar 1 de la lista.

No obstante, por la serie de irregularidades en el procedimiento interno y con amplias posibilidades de ser tirada su candidatura, vuelve al cargo.

Antes, la secretaria de Promoción Política de la Mujer, María Eréndira Morlan Ruiz, pidió licencia al cargo, y Woolrich Fernández nombró a otra titular de esa área. Morlan Ruiz es la suplente de la fórmula con la indefinida dirigente panista.

En medio de esos enredos e irregularidades, Woolrich Fernández citó a sus seguidores para su registro como candidata a diputada local plurinominal en el lugar 1 de la lista a las 16:30 horas de este lunes, no obstante, se le truncó el registro porque al estar mal el procedimiento de remociones, la sesión de la Comisión Política Permanente del PAN, para elegir a los pluris panistas y de mayoría relativa, debió ser encabezada por el presidente interno legalmente facultado.


En medio de las irregularidades, al verse impugnable, Woolrich Fernández volvió al cargo este lunes 26 a las 16:00 horas, cuyo documento era inexistente porque había citado a su registro a las 16:30 horas.

Woolrich Fernández volvió al cargo de dirigente del PAN para nombrar al Secretario General y nuevos integrantes del Comité Directivo Estatal. Y es que durante 24 horas el PAN de Oaxaca estuvo sin dirigencia estatal formal, todos eran cambiados a capricho de la exdiputada local.

Por lo pronto, Woolrich Fernández ordenó a sus empleados y asesores, registrarse en todos lugares de la lista plurinominal, mientras en los municipios y diputaciones que históricamente es competitivo y le corresponde al PAN, aún no tienen candidatos.

La ambición descontrolada de Woolrich Fernández –con el aval de la dirigencia nacional del PAN– por un hueso, prioriza su candidatura, pese a los esfuerzos del exdiputado local, Gerardo García Henestroza.

Por lo pronto, para concretar su candidatura plurinominal, Woolrich Fernández designa a Sotero Domínguez como Secretario General del PAN, incondicional de una diputada federal del PRI. Hoy Sotero Domínguez opera para el PRI y lo mismo por un hueso para el PAN.

error: Content is protected !!