Paréntesis: The Last Of Us podría ser la mejor serie del año

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Nunca he creído que las adaptaciones, ya sea en cine o televisión, de un juego de video exitoso sea la mejor idea; la historia con estas producciones nos da la razón, sin embargo, decidí darle una oportunidad a “The Last Of Us”, la nueva serie de la plataforma HBO Max no solo por la historia distópica que al menos a mí, me causa una gran fascinación, sino también porque leí los estupendos comentarios al respecto de los dos primeros episodios.

Todavía estoy recuperándome del apoteósico final de “La casa del dragón” y HBO Max, llega con esta serie que, en serio, me atrapó desde el inicio y me atrevo a decir, que, aunque se ha estrenado en enero y corre apenas la primera semana de febrero, ya estamos ante la mejor serie del año, o quizá una de las candidatas para coronarse como tal. Y es que, aunque “The Last Of Us” está basada en el videojuego del mismo nombre, no es necesario ni siquiera conocerlo para disfrutar de una historia de drama y horror, enmarcada en un mundo destruido por una pandemia provocada por hongos y donde, además, algunos embelecos políticos complican de manera muy interesante la trama.

Y es que esta producción de HBO Max va mucho más allá de los paradigmas establecidos y clichés impuestos por la televisión actual para este tipo de series. El mérito de “The Last Of Us” radica en que, a pesar de lo sobre explotadas que han resultado las historias de zombis, (sí, justo por la evolución tan vergonzosa de “The Walking Dead”), parece haber encontrado un punto diferente en la narrativa del drama lo que condimenta a los personajes de forma estupenda y hace que no soltemos el foco en que lo verdaderamente sustancial es la relación entre los protagonistas Joel (Pedro Pascal) y Ellie (Bella Ramsey), que además ofrecen una actuación fuera de serie, incluso, resulta que ponemos más atención en esos elementos y nos olvidamos que también es una estupenda adaptación del juego que la inspiró. De hecho, puedo decir que la serie acierta de forma magnífica en elementos en los que el videojuego no profundiza, que son justamente la atmósfera y la historia tan fascinante de los protagonistas, cargadas mucho más de melancolía que de escenas de acción.

Y es justamente el impecable trabajo interpretativo de Pedro Pascal y Bella Ramsey, la pareja de protagonistas, el que quizá sea uno de los puntos torales en el éxito de la serie. Ambos logran un gran mimetismo con sus personajes, además de que hay una química que parece completamente orgánica en vez de actuada y eso provoca, que el público empatice de forma casi inmediata con ellos. Llega el punto en que queremos proteger a la pareja a toda costa, sea la circunstancia que sea.

“The Last Of Us” se ha convertido en este corto tiempo del 2023, en uno de los productos más rentables y exitosos de HBO Max. Uno de los puntos interesantes de esta producción, es que está realizada nada menos que por Craig Mazin, creador y responsable también de la serie “Chernobyl”, el aterrador drama que cuenta el accidente nuclear y los esfuerzos  inútiles de la extinta URSS por mantenerlo en secreto, además de que el guion lo escribió Neil Druckmann, guionista y director creativo del juego de video, lo que nos garantiza que estamos ante una historia que vale mucho la pena ver; sin dejar de mencionar la estupenda partitura del gran Gustavo Santaolalla, que ha hecho que no me salte el ‘intro’ de la serie solo para escuchar su gran composición para la entrada.

No hay que ser fan de los videojuegos y las consolas para disfrutar una serie que reivindica el género de zombis y post apocalípticos, porque “The Walking Dead” nos dejó con un muy mal sabor de boca, además, de que disfrutaremos de una historia que va más allá de las persecuciones y mordeduras llenas de carne y vísceras y que esperamos, con mucha vehemencia, que no se desponga en los episodios venideros.

Mi Twitter:

@iorcuevas 

error: Content is protected !!