Xóchitl Jazmín Velázquez

El tema de mayor reflexión en la administración pública en este momento son los resultados electorales que se han dado en los estados de Coahuila e Hidalgo.

Durante los comicios de ayer se pudo observar cómo el partido tricolor –que se creía extinto para muchos el año pasado– retornó a las urnas en algunos distritos con “mucha vida”, inclusive hasta el doble de votación obtenida por el hoy partido en el poder.

Este resultado es un buen elemento para demostrar que las exigencias ciudadanas han cambiado y que la administración pública no ha sido capaz de evolucionar con la misma exigencia.

También es momento para evaluar que el partido en el poder tiene que mejorar su organización interna, su proceso de selección de candidatos, las propuestas y plataformas electorales, su capacidad de argumentación ante los debates sobre los problemas y proyectos públicos.

Otro elemento de valor agregado es que los gobernadores de ambos estados son también cercanos al Presidente de la República y esto también es un elemento que tiene que evaluarse para un futuro próximo.

Seguro, que estos resultados son trascendentes para la futura toma de decisiones porque a pesar de los recursos invertidos en los programas sociales, el caminar de los servidores de la nación y la mayoría en los congresos locales, estos elementos parecieran ya no ser tan impactantes en el resultado electoral.

Es tiempo de evaluar, reflexionar y aprender de los errores, porque acciones iguales acarrean resultados iguales.

El tema de mayor reflexión en la administración pública en este momento son los resultados electorales que se han dado en los Estados de Coahuila e Hidalgo.

Durante los comicios de ayer se pudo observar cómo el partido tricolor -que se creía extinto para muchos el año pasado- retornó a las urnas en algunos distritos con “mucha vida”, inclusive hasta el doble de votación obtenida por el hoy partido en el poder.

Este resultado es un buen elemento para demostrar que las exigencias ciudadanas han cambiado y que la administración pública no ha sido capaz de evolucionar con la misma exigencia.

También es momento para evaluar que el partido en el poder tiene que mejorar su organización interna, su proceso de selección de candidatos, las propuestas y plataformas electorales, su capacidad de argumentación ante los debates sobre los problemas y proyectos públicos.

Otro elemento de valor agregado es que los gobernadores de ambos estados son también cercanos al Presidente de la República y esto también es un elemento que tiene que evaluarse para un futuro próximo.

Seguro, que estos resultados son trascendentes para la futura toma de decisiones porque a pesar de los recursos invertidos en los programas sociales, el caminar de los servidores de la nación y la mayoría en los congresos locales, estos elementos parecieran ya no ser tan impactantes en el resultado electoral.

Es tiempo de evaluar, reflexionar y aprender de los errores, porque acciones iguales acarrean resultados iguales.