¿Por qué es importante elaborar un presupuesto personal?

Raimon Moreno

¿Quieres ahorrar, pero no sabes cómo mantener el dinero para hacerlo? ¿Siempre llegas muy justo a la quincena? ¿Los ingresos que consigues no te parecen suficientes? Muchas veces esto sucede no por la falta de recursos, si no por una mala gestión del dinero que se tiene.

En este artículo, con la ayuda de Raimon Moreno (miembro de la página de finanzas Financer.com), te queremos ayudar a elaborar un presupuesto personal para mejorar tu administración del dinero, mejorar tu economía personal y poder ahorrar para alcanzar las metas que tengas.

¿Para qué sirve un presupuesto personal?

El presupuesto personal te va a ayudar a mejorar tu economía. Pero no solo eso. También te va a permitir planificar mejor el uso que le des al dinero, aparte de ayudarte a alcanzar los objetivos financieros que establezcas como irte de vacaciones, estudiar una maestría o empezar a financiar tu futura casa.

¿Cómo establecer los objetivos del presupuesto?

Dominar el presupuesto debe ser uno de los principales objetivos en lo que se refiere a las finanzas personales. Está muy bien que lo planifiques, ya que es una forma de darse cuenta de los ingresos y los gastos reales que uno tiene.

Pero, es muy importante que te sirva para algo. Es decir, el principal objetivo del presupuesto personal es el de ayudar a mejorar tu situación económica. Para cumplir con la meta, te tienes que establecer una serie de objetivos financieros. Puede ser cualquiera, desde ahorrar para ir a la universidad a poder comprarte el auto de tus sueños.

Para poder completar tus objetivos, es fundamental que tengas en cuenta una serie de consideraciones que son:

  • Debes ir analizando el presupuesto periódicamente para ver si estás más cerca de alcanzar tus metas. Mejor hacerlo a menudo para descubrir si vas por el buen camino, pero sin pasarse (es decir, no lo tienes que hacer cada día).
  • Establece metas con regularidad para darte alegrías. Es una buena forma de ver cómo mejoras a lo largo del tiempo. Además, te dará fuerzas para afrontar los próximos desafíos.
  • Tienes que pensar tanto a corto como a largo plazo. Existen objetivos que se pueden conseguir en poco tiempo; mientras que hay otros, como los planes de jubilación, que necesitan más tiempo.
  • No tiene sentido hacer un presupuesto personal demasiado ajustado, ya que será difícil cumplirlo y al final lo acabarás dejando por desmotivación. Lo mejor es ser realista y consciente de los límites de uno mismo. Además, la paciencia es muy sabia.

Consejos para planificar tu presupuesto

  • Guarda todos los recibos para poder verificar el historial de estos en tu cuenta bancaria. También es una manera de reducir la cantidad de gastos en el primer presupuesto que elabores.
  • Si piensas que estás gastando demasiado dinero, investiga un poco todos los gastos que tienes. Seguramente hay algunos que se pueden eliminar porque son prescindibles. Si hacerlos desaparecer te va a provocar infelicidad, intenta por lo menos reducirlos (piensa que en el futuro lo vas a agradecer).
  • Una vez que tengas ahorros, no es una mala idea empezar a pensar cómo sacar rendimiento de estos. Existen muchas opciones para invertirlos y así ir ganando dinero de forma pasiva.
  • Sin embargo, antes de invertir el dinero guarda una parte como colchón para cualquier imprevisto que te puede surgir. De esta manera, en una situación de emergencia te alegrarás de contar con este dinero y no tener que pedir un préstamo.
  • Una vez que tengas el presupuesto elaborado, es fundamental que no gastes más dinero del que ingresas.
  • Si tienes muchos gastos pequeños, en vez de hacer una lista demasiado larga de ellos, lo mejor es que los agrupes en un mismo apartado. Simplemente tienes que ir sumando las cantidades en esta sección.
  • Con el presupuesto hecho, es imprescindible que controles los gastos que tienes en ocio. Si sabes poner un límite a estos, verás como a final de mes vas a disponer de más dinero y podrás realizar las compras que realmente necesitas.
  • Puedes encontrar muchas guías de cómo elaborar un presupuesto y nosotros te podemos dar muchos consejos. Sin embargo, al final eres tú cómo decides hacerlo. No hace falta que sigas al pie de la letra todo lo que leas o te cuenten. Lo ideal es que te quedes con las principales líneas de cómo confeccionarlo y hagas uno que se ajuste a tu perfil y necesidades.

Si quieres saber un poco más sobre el presupuesto personal, puedes seguir el enlace que hay. Esperamos haberte convencido de los beneficios de tener uno y de cómo te puede ayudar a tomar el camino correcto en tu economía personal.