No va al grupo de los 19

Carlos R. Aguilar Jiménez

Aunque en realidad el Grupo de los 20 (numerónimo G20) es de 19 países industrializados y emergentes reunidos es un foro cuyos miembros permanentes son 19 países de todo el planeta –incluido México–, a los que se suma una representación adicional por la Unión Europea, constituyéndose como el principal espacio de deliberación política, económica y social del mundo, siendo en conjunto por las entidades nacionales representadas, alrededor del 66 por ciento de la población mundial y 85 por ciento del producto bruto mundial, su importancia y trascendencia en cualquier decisión durante su reunión anual es global, impactando a los 20 países miembros y los que no, incluyendo asuntos respecto de migración y arancelarios, como los que actualmente afectan a México en su relación con EU, países miembros del G20 que se reunirían pero no quiere ir el presidente porque considera que los países miembros son neoliberales, capitalistas y explotadores.

El G20 que cuenta además con 14 organizaciones internacionales socias, cuyas presidencias también integran el foro y están correlacionadas en protección ambiental, ecología, economía mundial educación, ciencia, cultura y otros aspectos que se discuten y toman acuerdos en la instancia más importante del G-20 que es la “Cumbre de Jefes de Estado”, no de mandaderos como Marcelo Ebrard a quien no dejaran entrar a las reuniones de presidentes, de jefes de estado, porque es una Cumbre de Líderes que se reúnen una vez por año. El G20, para manaderos- cancilleres cuenta con dos instancias gubernamentales de segundo nivel, denominadas Canales de Trabajo: Canal de Finanzas y Canal de Sherpas para tratar asuntos menores, no los que se tratan a discreción y puertas cerradas con los máximos lideres del mundo y a donde no irá AMLO, desatendiendo la reunión más importante del mundo para México, y no lo hará porque haría el ridículo frente a 19 jefes de estado que tratan de impulsar o mantener el crecimiento de sus respectivos países con políticas económicas funcionales, estrategias de mercado, infraestructura, apoyo a la educación, salud ciencia y tecnología,  por medio del capitalismo o neoliberalismo como lo llama el presidente de México, y no con acciones populistas como la cancelación de la obra del aeropuerto, el despido de decenas de miles de trabajadores, anulación de apoyos a investigadores y científicos, además de llevar en caída libre la economía nacional, acciones que son contrarias a las políticas mundiales del G20 porque lo que la administración de AMLO se parece más a la política boliviana, venezolana o iraní y en general a la de países que no pertenecen al G20, así que para qué va si su ideología es como la de izquierda del siglo XX cuando todavía se creía que la doctrina marxista, socialista o comunista podrían ser alternativas viables al capitalismo, liberalismo y defensa de la propiedad privada, esta última que no existe en los pueblos que se rigen por abusos y malas costumbres, aunque la propiedad este consagrada en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

error: Contenido protegido !!