Carlos R. Aguilar Jiménez

25 de abril 2022 es el aniversario 490 de la ciudad, de la ocasión en que el Rey Carlos I de España y V de Alemania otorgara a la Villa de Antequera la categoría de ciudad, un área urbana con más de 50 mil habitantes, en proporción de un mil 500 por kilómetro cuadrado, donde se concentren servicios públicos comerciales, educativos, industriales, agrícolas y religiosos, siendo un concepto urbano o social que se puede definir pero no precisar, no obstante, cuando una villa, aldea o poblado alcanza la categoría de ciudad, es como cuando una persona alcanza la mayoría de edad y, adquiere derechos ciudadanos y emancipación respecto de sus padres, en México a los 18 años cuando se puede obtener credencial de elector y plenos derechos ciudadanos, no obstante, toda persona o poblado tuvieron un comienzo, en el caso de los ciudadanos, su respectivo nacimiento y en el de las ciudades, su fundación.

Respecto de festejos, onomásticos o aniversarios, creo nadie celebra el día que se adquirió la mayoría de edad, nadie celebra cada año haber cumplido 18, porque lo que realmente importa, es cuando se nace, cuando la madre da luz a su hijo o hija, festejándose desde entonces cada año el aniversario del nacimiento u origen, tal como también debiera ser con Oaxaca, que si bien a todos nos da gusto se celebre todo, especialmente la mayoría de edad de la ciudad de Oaxaca, debe también celebrarse y con mayor pompa y circunstancia, el día de su nacimiento, de su fundación, la sagrada fecha en que nuestros ancestros que vivían en aquel poblado que fue capaz de construir Monte Albán, se fundó y que, es altamente probable fuera un 8 de mayo, el día más importante y sagrado para los pueblos originarios, la fecha cuando su dios, el sol, llegaba y llega a bendecirnos, a iluminarnos, colmarnos de calor y color desapareciendo las sombras, porque al llegar el sol al día ASCIO, ubicándose en el meridiano de Oaxaca, todo el valle se ilumina, anunciándose las lluvias al representarse este acontecimiento cósmico-sagrado en la alineación espacial entre el Observatorio, el Edificio P y horizonte, en la plaza ceremonial de Monte Albán, de tal forma que entre las dos celebraciones: nombramiento de ciudad y su fundación, la más trascendente, importante y sagrada en la perspectiva de los pueblos originarios, es el día de su fundación, celebración que seguramente el H. Ayuntamiento, con su propósito de CIUDAD EDUCADORA reivindicará este 8 de mayo, celebrando también la fundación, la primera piedra, la gran ceremonia que hace probablemente, 2,522 años realizaran los sacerdotes, astrólogos y Coquitaos para bendecir el poblado llamado Lula’a, después Huaxayacac, Antequera y ahora, Ciudad de Oaxaca de Juárez con sus 2522 años de fundación y 490 como Ciudad. Felicidades a la verde Antequera, Oaxaca de Juárez y a quienes hemos recibido la distinción municipal de: “CIUDADANO DE ANTEQUERA” y “COQUITAO COSIJOPI”.