Nos tienen que respetar, advierte AMLO a reporteros

Ciudad de México.- Luego de que este jueves difundiera datos personales de Natalle Kitroeff, jefa de la corresponsalía del periódico The New York Times en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador justificó sus acciones, aseguró que no fue un error, lanzó una advertencia y otra vez se dijo víctima de los medios.

En su conferencia mañanera de este viernes 23 de febrero en Palacio Nacional, López Obrador fue cuestionado por la periodista Jesica Zermeño, de Univisión, por qué exhibió el teléfono de la periodista, ante un reportaje del periódico estadounidense sobre sus hijos y colaboradores cercanos.

“Usted da a conocer su número telefónico Presidente, en un país donde han fallecido, al menos en este sexenio 43 periodistas, comunicadores asesinados (…) ¿Por qué lo hizo?”, se le cuestionó al Presidente.

“Ustedes, con todo respeto, quienes hacen un periodismo, diría faccioso, porque nada más se inclinan en favor de grupos de intereses creados, no hacen un periodismo para todos, están demasiado cercanos al poder económico, al poder político (…).
“Ustedes se sienten bordados a mano, como una casta divina, privilegiada. Ustedes pueden calumniar impunemente como lo han hecho con nosotros (…) Y no los puede uno tocar ni con el pétalo de una rosa”, expresó López Obrador.

“¿Pero el teléfono? El teléfono que dio a conocer es el teléfono personal”, se le increpó al Presidente.

“Sí, sí, sí. ¿Y qué pasa cuando esta periodista me está calumniando y me está acusando? Me está vinculando a mí, a mi familia, sin pruebas”, respondió López Obrador.

“¿Pero el teléfono personal? Hay una ley que impide que dé a conocer este teléfono”, se le dijo.

“Sí, sí, pero antes de eso, por eso hablo de la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”, dijo al lanzarse contra Univisión y contra el periodista Jorge Ramos.

“Más allá de la investigación. ¿Entonces usted no cree que fue un error?”, se le preguntó al presidente López Obrador.

“No, porque este es un espacio público y nosotros estamos, aquí, aplicando un principio de la transparencia”, señaló el Presidente.

“Pero eso la pone en riesgo a ella, cualquiera podría, más allá de usted, cualquiera le puede llamar y cualquiera la puede amenazar”, se le refirió a López Obrador.

“No, no, no, no, no, no pasa nada. No pasa absolutamente nada”, declaró López Obrador.

“Sí pasa en este país”, le dijo la reportera de Univisión.

“No, no, no, no”, dijo López Obrador al atacar de nuevo a los medios de comunicación y periodistas.

“Se lo dio el teléfono a todo el mundo y cualquiera la puede atacar”, dijo la periodista.

“Sí, es que aquí la vida pública es cada vez más pública”, expresó López Obrador.

“¿Entonces no ve usted ningún error?”, se le volvió a preguntar.

“No, no”, respondió el titular del Ejecutivo.

“¿Volvería a presentar un teléfono privado de uno de nosotros?”, preguntó Zermeño.

“Claro, claro, cuando se trata de un asunto en donde está de por medio la dignidad del presidente de México”, declaró López Obrador.

Desafío a la Ley de Datos Personales

“¿Y qué hacemos con la Ley de Transparencia, señor Presidente?”, se le preguntó.

“Por encima de esa Ley está la autoridad moral, la autoridad política y yo represento a un país y represento a un pueblo que merece respeto, que no va a venir cualquiera, porque nosotros no somos delincuentes, tenemos autoridades moral, no va a venir cualquier gente, que porque es del New York Times y nos va a sentar en el banquillo de los acusados, eso era antes”, declaró López Obrador al asegurar que “ahora nos tienen que respetar”.

López Obrador aseguró que en México hay libertades al insistir en la liberación de Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

“Haber dado a conocer el teléfono celular personal de la jefa de la corresponsalía de The New York Times y usted me está diciendo que no importa lo que diga la Ley de Protección de Datos Personales”, señaló la periodista Jesica Zermeño.

“Es que por encima de eso está la libertad. Por encima de eso está la libertad”, dijo el Presidente.

“No puede haber ninguna ley por encima de un principio sublime que es la libertad”, agregó López Obrador.

López Obrador agregó: “¿Y mi derecho? ¿Y el derecho a la calumnia?¿ Ella tiene derecho a calumniarme a mí, ami familia, a mis hijos, pero además sin una prueba?”.

“No pasa nada, no pasa nada”, insistió el Presidente.

Que cambie de número

“¿Si le pasa algo a quién hacemos responsable?”, cuestionó la periodista de Univisión.

“No, no exagere. Si la compañera está preocupada porque se dio a conocer su teléfono, que cambie su teléfono, otro número, ya”, dijo el Presidente.

Una advertencia

“¿Los periodistas que reporteamos en México tenemos que tener claro que usted está dispuesto a dar nuestro número celular o algún otro dato personal si usted se considera atacado por nuestra publicaciones?”, se le preguntó.

“Los periodistas tienen los mismos derechos que tienen todos los ciudadanos. Yo tengo el mismo derecho que tiene usted, exactamente igual”, respondió.

“Si ustedes calumnian, aquí hay réplica con todo, sea quien sea”, añadió.

Fuente: Agencia

error: Content is protected !!