Noche romántica: Júpiter y Venus se conjugarán hoy

Ciudad de México.- Este día, 1 de marzo, los cielos brindarán un espectáculo celeste único, cuando Júpiter y Venus se conjunten en un evento astronómico que no se volverá a repetir hasta el año 2025. Este fenómeno, que comenzará días antes del evento principal, tendrá como protagonistas a dos de los planetas más brillantes del sistema solar.

Aunque desde la Tierra pueden parecer como estrellas, los planetas tienen movimientos distintos a las constelaciones. Como explica Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, los planetas parecen moverse en órbitas extrañas en el cielo, lo que les valió el nombre de “vagabundos” en griego.

A pesar de que se ven como puntos luminosos en la bóveda celeste, los planetas se mueven por una línea imaginaria llamada eclíptica, donde ocurren los eclipses. “Si ponen su dedo cerca de su cara y mueven la cabeza en círculos, como si fuera la Tierra, verán que el dedo parece moverse de un lugar a otro, y luego regresa”, ejemplifica la astrónoma.

A simple vista, los planetas que se encuentran en la línea imaginaria llamada eclíptica son los únicos que podemos observar. Para recordar cuáles son, basta con recordar los días de la semana: lunes es la Luna; martes es Marte; miércoles es Mercurio; jueves es Júpiter; y viernes es Venus. Incluso el domingo en inglés se dice Sunday, que significa ‘día del Sol’.

Venus, el planeta que representa a la diosa del amor, es muy brillante porque siempre está nublado. A veces podemos observar su “lado día” y a veces, su “lado noche”, lo que causa variaciones en su brillo. Por su parte, Júpiter está más lejos de la Tierra y el Sol, pero siempre vemos su “lado día” debido a su gran tamaño.

La investigadora universitaria, Julieta Fierro Gossman, explica que cuando los planetas se acercan debido a sus movimientos, se produce una conjunción. Este evento será visible en el horizonte al atardecer del 28 de febrero, cuando Venus y Júpiter estén casi unidos. El 1 de marzo se verán como uno solo, y el 2 de marzo Venus subirá un poco más.

Los dos planetas estarán separados por una distancia angular de 30º, lo que equivale aproximadamente al espacio que ocupa el pulgar levantado frente al rostro con el brazo estirado. Además, la Luna se situará entre ambos, lo que provocará que se vea de un color más cenizo de lo habitual debido a la luz reflejada desde la Tierra.

A pesar de que los dos planetas están separados por más de 900 millones de km, cada uno sobre su propia órbita, su conjunción será un espectáculo que no podemos dejar pasar. Además, el volumen de Júpiter es casi 1500 veces mayor que el de Venus, lo que da una idea de lo impactante que será este evento celestial.

Hacia el oeste

Para disfrutarlo al máximo, es recomendable alejarse de la contaminación lumínica de la ciudad y dirigirse hacia el oeste, donde se encuentra la constelación de Piscis. Allí, las estrellas alrededor de los planetas no son muy brillantes, por lo que serán fáciles de distinguir. Venus brillará más intensamente que Júpiter.

Para confirmar su posición, a la izquierda de la conjunción, podremos observar la constelación de Pegaso, compuesta por una decena de estrellas muy brillantes.

Según la astrónoma Julieta Fierro no se necesitan telescopios ni binoculares para disfrutar de este espectáculo celestial. “Sólo se trata de disfrutar el cielo”, indica la investigadora.

Es importante mencionar que, aunque esta conjunción planetaria se produce cada año, en 2024 ocurrirá muy cerca del Sol, cuya gran luminosidad impedirá su observación. Por lo tanto, no la podremos volver a ver hasta el año 2025. Así que ¡no podemos perdérnoslo!

Fuente: Agencia

error: Content is protected !!