• A un año del inicio de la nueva administración, el principal logro del Instituto es haber recuperado su vocación social y colocar al derechohabiente, sobre todo al que menos gana y más lo necesita, al centro de todas sus acciones
  • A través de los programas Responsabilidad Compartida, 90 Diez, Con 7 Mil Sí y Cobranza Social, se están atendiendo demandas históricas como las deudas impagables o los recursos insuficientes para adquirir una vivienda, a la vez que se premia el pago cumplido de los acreditados

 

Ciudad de México.- Desde el inicio de esta administración, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) logró cambiar el rumbo que llevaba y nuevamente poner al centro de todas sus acciones a sus derechohabientes y no a los empresarios, como ocurrió en el pasado, convirtiéndose en un verdadero aliado de la clase trabajadora mexicana.

 

A través de distintos programas, el Instituto recobró su esencia social beneficiando a 1 millón 315 mil 447 trabajadores, con el aumento del monto máximo de crédito al que pueden acceder para adquirir una vivienda de mayor valor, premiando su pago cumplido y ofreciendo distintas soluciones a quienes registraron algún problema para continuar con el cumplimiento de la mensualidad de su hipoteca. 

 

La primera acción en este sentido fue el lanzamiento del programa Responsabilidad Compartida, el 6 de febrero de este año. Este esquema ha beneficiado a 147 mil 480 derechohabientes, quienes además de convertir su crédito denominado en Veces Salarios Mínimos (VSM) a pesos, obtuvieron un descuento de hasta 55% del saldo de su deuda.

Con ello, el Instituto frenó las deudas impagables que durante años se generaron y que erosionaban la capacidad financiera de los trabajadores.

 

Por otra parte, para premiar el cumplimiento de quienes ya habían pagado hasta el 90% de su crédito, se lanzó el programa 90 Diez, que liquida de manera automática el saldo de los acreditados. Hasta la fecha se han descontado 486 millones 243 mil 686 pesos en beneficio de 31 mil 043 acreditados.

 

En atención a los rezagos de la devolución del saldo de la Subcuenta de Vivienda a los trabajadores pensionados, el Infonavit implementó un esquema de devolución automática que ha permitido a 392 mil jubilados recuperar su dinero. Los recursos entregados suman a la fecha 504 millones de pesos.

 

Otra de las sensibles demandas de los trabajadores estaba relacionada con la pérdida de empleo y las dificultades que enfrentaban para pagar su hipoteca y conservar su patrimonio.

 

En este sentido, el Infonavit implementó un nuevo modelo de cobranza social, que privilegia la mediación y pone al alcance de los acreditados distintas alternativas de pago, con la finalidad de evitar procesos judiciales y que el trabajador conserve su vivienda. De enero a octubre un total de 714 mil 560 acreditados han conseguido una reestructura de su financiamiento.

 

Asimismo, a través del programa Con 7 Mil Sí, 30 mil 364 trabajadores que ganan menos de 7 mil pesos han conseguido un incremento de hasta 16% en el monto máximo de crédito al que pueden acceder, lo que les permitió adquirir una vivienda de mayor y mejor ubicación.

 

Estas acciones marcaron un primer paso del nuevo comienzo del Infonavit, sin embargo, en línea con el Programa Nacional de Vivienda (PNV), se redoblarán esfuerzos para atender mejor las necesidades habitacionales de los trabajadores.

 

El Infonavit es una institución de solidaridad, servicio y seguridad social del Estado Mexicano, que tiene como objetivo otorgar crédito barato y suficiente para que las y los trabajadores del sector formal puedan acceder a una vivienda adecuada y formar un patrimonio. Asimismo, es la hipotecaria más grande en América Latina y la cuarta en el mundo, administrando más de 62 millones de subcuentas de vivienda equivalentes a 1.13 billones de pesos.