Ciudad de México.- El Instituto Nacional Electoral (INE) negó medidas cautelares para frenar el proselitismo de Morena y sus aspirantes a la Presidencia de la República y a las Gubernaturas de Estado de México y Coahuila.

Sin embargo, los consejeros de la Comisión de Quejas del Instituto aprobaron un acuerdo en el que llaman a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; al Canciller Marcelo Ebrard; y al Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, a conducirse con neutralidad.

«Que en todo tiempo, ajusten sus actos y conductas a los límites y parámetros constitucionales antes expuestos, recalcándoles la obligación a su cargo de conducirse con imparcialidad y neutralidad a fin de no afectar la equidad en la contienda, respetando los tiempos establecidos por la ley en materia de campañas y precampañas», se lee en el acuerdo.

También advirtieron que estarán atentos a que dicha conducta no forme parte de una estrategia de promoción personalizada y de ser una conducta repetitiva, entonces sí aplicarán medidas.

Recordaron que las denuncias por actos anticipados de precampaña y campaña, las cuales fueron presentadas por el PAN, PRI, PRD y legisladores, son procedimientos especiales sancionadores, por lo que la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE realiza una investigación y una vez concluida será enviada a la Sala Especializada del Tribunal electoral.

Esa instancia, afirmaron, resolverá de fondo si existen o no actos anticipados y cuáles son los límites que deberán tener los partidos y aspirantes a la Presidencia y a las Gubernaturas.

Los partidos denunciaron el proselitismo que realizaron Morena, Sheinbaum, Ebrard y López en la asamblea de arranque a la organización interna rumbo al 2023 y 2024, celebrada el 12 de junio en Toluca, Estado de México.

Entre gritos y consignas, diputados de todos los partidos tomaron la tribuna del Congreso local durante la discusión del dictamen que busca recortar cinco áreas técnicas al IECM.
En las quejas se menciona desde sus discursos hasta las bardas, espectaculares y demás propaganda desplegada en la capital mexiquense.

La Comisión de Quejas resolvió que por la lejanía del proceso electoral no es urgente dictar medidas cautelares para llamar a los involucrados a frenar de inmediato su comportamiento, además de ser actos de realización incierta en el futuro.

«Habría que estar atentos a que actos como los que se denuncian no formen parte de lo que pueda llegar a ser una campaña o reincidencia, porque entonces sí una titula preventiva podría tener sentido», consideró el consejero Ciro Murayama.

Su colega Claudia Zavala recordó que existen otras investigaciones abiertas con la misma acusación sobre otros hechos, por lo que pronto se conocerá cuáles son los límites y la postura del Tribunal.

«Se va resolver de manera pronta, tendrá que ser rápido -una vez que se envíe la investigación del INE- para que en el fondo y en el análisis de cada uno de los asuntos se pueda definir si existe una posible vulneración, si se están adelantando, si no se están adelantando, si en nuestro sistema se vale o no este tipo de actos», expuso.

«Sin duda hay que estar atentos y atentas para ver qué se resuelve, porque serán temas que van a marcar no sólo a un partido político y sus estrategias de comunicación, sino va a permear para todos los partidos políticos y que haya claridad respecto de lo que se puede y no se puede».

La consejera Adriana Favela coincidió en que la autoridad será vigilante de si es una conducta sistemática.

«Ahorita no tenemos procesos a nivel local o federal, pero en enero comienzan los procesos para Estado de México y Coahuila, ver que se está haciendo con ese tipo de eventos, y en algún momento determinar medidas cautelares si vemos que hay algún tipo de exceso o conducta fuera del marco jurídico», añadió.

Fuente: Agencia