Ciudad de México.- En medio de un entorno inflacionario elevado, el gobierno, sindicatos y empresas ya iniciaron las negociaciones para ajustar el Salario Mínimo General en 2023, con un incremento en el que se cuiden los empleos y no se revierta en el poder adquisitivo de los trabajadores, adelantó José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Al ser consultado sobre las presiones que podría generar en la inflación el alza en los salarios, el líder empresarial dijo que la previsión es que en 2023 comience a descender la inflación, lo cual abre espacio para el incremento.

Estamos en la negociación para encontrar cuál será el porcentaje de aumento adecuado, solamente en lo que respecta al Salario Mínimo General. Para el caso del Salario Mínimo en la Zona de la Frontera Norte será el ajuste nada más por inflación y el caso de los Salarios Mínimos Profesionales será también el ajuste por inflación.

Medina Mora abundó que en el caso del mínimo general estudian qué tanto será el alza, si es sólo por la inflación, o puede ser algo más, pero considerando que no afecte el poder adquisitivo de los trabajadores.

También dijo que los empresarios ven condiciones para no generar presiones inflacionarias, pues el alza en los precios podría estar “llegando ya a un tope y empezar a bajar en 2023”.

Recordó que la Coparmex impulsa la propuesta para que el Salario Mínimo General llegue a la línea de bienestar para 2026, que significa que una familia compuesta en promedio por cuatro personas, tengan acceso a la canasta alimentaria y no alimentaria.

Medina reconoció que hay disposición de la parte sindical y del gobierno para cuidar que el ajuste salarial logre preservar los empleos y que no se revierta en el poder adquisitivo de los trabajadores. “Hay que cuidar que no se eleve el salario mínimo de tal manera que genere más inflación y entonces se le revierta el efecto”.

DESCARTAN PLEITOS

Con respecto a las negociaciones de los contratos colectivos de trabajo, el empresario mencionó que se trabaja con cada empresa el alza salarial contractual.

“No prevemos que haya problemas con los sindicatos por los temas salariales en el siguiente año, hay un diálogo muy abierto y en la mayor parte de las empresas han llegado y están llegando a negociaciones razonables, son realmente excepciones donde no hay negociación”.

Dijo que si no hay acuerdos, el camino es lo que establece la Ley Federal del Trabajo con distintos recursos.

Fuente: Agencia