Puebla, Pue.- La mañana de este martes se inició una protesta afuera de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), en donde se reúnen cientos de  estudiantes para exigir justicia por el asesinato de un compañero, dos alumnos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y el conductor de un taxi de UBER.

En la víspera, la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó que hallaron sin vida a Francisco Javier Tirado, estudiante de la BUAP; Ximena Quijano Hernández y José Antonio Parada Cerpa, originarios de Colombia, alumnos de intercambio en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y José Manuel Vital, conductor del vehículo.

Estudiantes afuera de las instalaciones de la BUAP gritan los nombres de cada una de las víctimas para después con más fuerza la palabra “justicia”, mientras un arreglo floral acompaña a tres batas blancas de medicina manchadas de sangre.

A las 10:00 horas se espera otra marcha por parte de los estudiantes de la UPAEP, en las calles 13 Sur y 11 Poniente, en Reforma, para finalmente llegar a la Casa Aguayo, sede del gobierno estatal, para exigir el esclarecimiento del homicidio de los alumnos y el conductor.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, publicó en su cuenta oficial de Twitter:

“Envío mis más sentidas condolencias a familiares y amigos de las víctimas de los terribles hechos acaecidos el 23 de febrero del año en curso, en Huejotzingo. Ya hay tres personas detenidas. No habrá impunidad, estamos trabajando en las investigaciones para asegurar justicia pronta”.

Además llevan frases en las mantas que también están en Twitter con el hashtag como “#NiUnaBataMenos “#NosEstánMatando o “Mi familia espera un médico, no un cadáver y “Vine a cumplir mis sueños, pero estoy viviendo una pesadilla.

Varios alumnos usan su bata manchada con rojo para simular la sangre, incluso algunos se amarraron las manos y pusieron una bolsa negra en el rostro. Además, al frente del contingente aparecen las batas llenas de sangre con los nombres de las tres víctimas.

Los estudiantes claman justicia por el asesinato de Javier, Jesús y Ximena, quienes fueron asesinados junto al chofer de Uber, Josué, cuando regresaban a Puebla tras asistir al Carnaval de Huejotzingo.

Los cientos de alumnos están frente a Casa Aguayo, sede del gobierno estatal, donde esperan ser atendidos por el mandatario de la entidad, Miguel Barbosa Huerta.

Contingente habla con el gobernador de Puebla

Gobierno de Puebla recibe a una comisión de estudiantes tras marcha por la paz hasta la Casa Aguayo, convocada tras el homicidio de tres estudiantes.

Fuente: Agencia