Ciudad de México.- Los cuerpos de 46 personas, al parecer inmigrantes, fueron encontrados al interior de un tráiler en San Antonio, Texas, y 16 fueron transportadas a hospitales del área con lesiones relacionadas con el calor, según informó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Ebrard indicó, a través de sus redes sociales, que según el reporte de cónsul mexicano 46 fallecieron por asfixia, 16 fueron trasladados a hospitales, entre ellos 4 menores de edad, de estos dos son guatemaltecos.

“El tráiler tiene placas de EU, superpuestas, para circular sin revisión. Muy probable autoría de tratantes”, publicó canciller.

Ebrard dijo que el cónsul en San Antonio le confirmó que hay tres detenidos por parte de las autoridades policiales estadounidense y que Los heridos fueron enviados a los hospitales University, Methodist del Centro, Baptiste del Centro y Santa Rosa West Overhills.

La versión de EU

El jefe de policía de San Antonio, William McManus, dijo en una conferencia de prensa que recibió una llamada aproximadamente a las 18:00 horas de este lunes después de que un empleado de un edificio cercano escuchara un grito de ayuda.

McManus dijo que el empleado caminó hacia el camión y notó que las puertas estaban parcialmente abiertas y cuando abrió la puerta, en el interior se encontraron varias personas fallecidas.

El jefe de policía de San Antonio confirmó que la policía tiene a tres personas bajo custodia, aunque aclaró que no estaba aún claro si están conectados con el incidente, y señaló que la investigación fue entregada al Departamento de Seguridad Nacional por ser un problema federal.

El jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood, quien también habló en la conferencia de prensa, dijo que aproximadamente 46 cuerpos han sido clasificados, etiquetados y declarados fallecidos y que afortunadamente se pudo transportar a 16 personas, de las cuales 12 son adultos y cuatro pediátricos, todos estaban conscientes en el momento del transporte. El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, calificó el incidente como una “horrible tragedia humana” y que tiene la esperanza de que las personas transportadas para recibir tratamiento se recuperen de las lesiones relacionadas con el calor. Según Hood, no había señales de agua en el remolque del camión refrigerado ni una unidad de aire acondicionado visible que funcionara.

Fuente: Agencia