Mil 115 muertos, más de 4,700 heridos y 130 secuestrados en Israel

Ciudad de México.- El gobierno de Israel declaró formalmente la guerra este domingo y dio luz verde a “medidas militares significativas” en respuesta al ataque sorpresa de Hamás, mientras que las fuerzas armadas trataban de eliminar a los combatientes que continuaban en los poblados del sur del país e intensificaban sus bombardeos sobre la Franja de Gaza.

Desde el sábado pasado, cuando el grupo islamista atacó desde la franja a Israel, se han registrado 700 muertos y más de 2 mil 400 heridos, así como el secuestro de varias docenas más, que pueden llegar a 130. Además, calculan que 74 mil residentes de Gaza fueron desplazados y se refugian en 64 albergues.

En el lado palestino la cifra de víctimas producto de los bombardeos de respuesta de Israel sobre Gaza asciende a unos 415 fallecidos y 2 mil 300 lesionados, de acuerdo con fuentes sanitarias de la franja. Más de 24 horas después de que Hamás lanzó una incursión sin precedente desde Gaza, las fuerzas israelíes seguían combatiendo a milicianos atrincherados en distintos puntos.

La declaración de guerra presagiaba más combates a corto plazo. Una gran interrogante es si Israel iniciará una ofensiva por tierra hacia Gaza. En tanto, Hamás y el grupo Yihad Islámica, de menor tamaño, aseguran tener cautivas a más de 130 personas que fueron llevadas a Gaza desde Israel, asegurando que serán intercambiadas por la liberación de miles de palestinos encarcelados por el gobierno de Tel Aviv.
Se sabe que entre los rehenes hay soldados y civiles, incluidas mujeres, niños y ancianos, la mayoría de ellos israelíes, aunque también hay personas de otras nacionalidades. Las fuerzas armadas de Israel se limitaron a indicar que la cifra de personas secuestradas es “significativa”.

Unos mil combatientes de Hamas participaron en la ofensiva del sábado por la mañana, la cual se extendió durante horas; balearon a civiles y secuestraron a personas en poblados ubicados cerca de carreteras y en un festival de música electrónica en el desierto. En respuesta, Israel atacó más de 800 blancos en Gaza.

Ayer, Israel volvió a bombardear varias posiciones del sur del Líbano, después de que Hizbulá reivindicó un ataque en su contra. La agresión con proyectiles de mortero y misiles guiados contra tres posiciones en territorio israelí, en la primera acción desde el Líbano en este conflicto, fue reivindicado por el grupo chií libanés.

Por su parte, el secretario de Defensa de EU, Lloyd Austin, informó que ordenó al grupo de ataque del portaaviones Ford navegar hacia el Mediterráneo oriental para estar listo y ayudar a Israel tras el ataque de Hamás.

El Gerald R. Ford, el portaaviones más nuevo y avanzado de la armada, y sus 5 mil marineros y su puente con cazas estarán acompañados por buques crucero y destructores para interceptar armas y labores de vigilancia.

Fuente: Agencia

error: Content is protected !!