Llama DDHPO a implementar estrategia integral para atender, prevenir y sancionar violencia en contra de niñas, niños y adolescentes

Oaxaca, Oax.- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca condenó los recientes casos de violencia extrema en contra de niñas, niños y adolescentes ocurridos en Juchitán, San Francisco Telixtlahuaca, así como en la ciudad de Oaxaca de Juárez y llamó al Estado a implementar una estrategia integral que permita garantizar el derecho a la vida, integridad personal y protección de las infancias y adolescencias.

El organismo defensor resaltó que los casos recientes en los que se ha manifestado una violencia extrema en contra de niñas, niños y adolescentes son un llamado de atención al Estado para atender las causas estructurales, pues, al menos dos de los casos recientes están relacionados con problemas de salud mental y adicciones.

Añadió que los casos recientes han hecho evidente la estrecha relación que existe entre la violencia de género y las agresiones en contra de niñas, niños y adolescentes, ya que frecuentemente es el hogar en donde ambos son víctimas de agresiones, aunado a las prácticas sociales cotidianas que normalizan la violencia como la permisividad del castigo físico y las normas basadas en el control.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca recordó que el Estado tiene la obligación de prevenir, atender, sancionar y erradicar todas las formas de violencia en contra de niñas, niños y adolescentes, además explicó que esto incluye sancionar otras formas de violencia como descuido, trato negligente y explotación.

Y reiteró su llamado al Estado para implementar una estrategia integral de seguridad y prevención con enfoque de derechos que garantice la protección de niñas, niños y adolescentes, lo que implica que se cuenten con servicios más eficaces que permitan prevenir y responder adecuadamente cuando se presenten casos de violencia, los cuales deben ser de fácil acceso y estar disponibles las 24 horas.

Agregó que la atención integral requiere que se atiendan los factores de riesgo de violencia y sus causas estructurales, para ello es necesario que se desarrollen alternativas de atención que involucren también a la comunidad y no solo al Estado, pues se requiere de un cambio de paradigma en la sociedad que permita transitar hacia prácticas de crianza basadas en el respeto.

La Defensoría puntualizó que es necesario fortalecer los sistemas integrales de protección a niñas, niños y adolescentes, así como mejorar las capacidades institucionales para que se logre una coordinación más eficaz en los casos de vulneración de los derechos de la niñez y adolescencia, además que es necesario que los enfoques; de derechos humanos, género e intercultural sean transversales en las acciones.

La DDHPO detalló que las medidas que tome el Estado deberán fortalecer las capacidades institucionales para identificar y atender casos de riesgo, así como medidas alternativas de cuidado para niñas, niños y adolescentes en sus entornos familiares, escolares y comunitarios.

Asimismo, se requieren de estrategias de prevención que coadyuven en la atención de las causas estructurales y que permitan construir un entorno seguro, de protección y libre de violencia para niñas, niños y adolescentes.

Finalmente, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca considera que para erradicar la violencia contra niñas, niños y adolescentes es fundamental garantizarles a las víctimas de agresiones un pleno acceso a la justicia, ya que esto es esencial para eliminar la impunidad y disminuir la incidencia de estos casos.

error: Content is protected !!