Líderes de Xiacuí pedían recursos para fines personales y grupales

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Habitantes del municipio de Santiago Xiacuí que protestaban y como medida de presión al Gobierno de Salomón Jara Cruz, bloquearon los accesos del Palacio de Gobierno y secuestraron a personas que se encontraban al interior, fueron desalojados de un acceso del inmueble gubernamental por elementos antimotines de la Secretaria de Seguridad Pública.

Por varias horas se vivieron momentos de tensión en las calles adyacentes al inmueble gubernamental, tras la rellerta, azuzada por Salvador Ignacio Hernández Leyva y Guadalupe Vasquez López, quienes se manifestaron airadamente para exigir la salida del comisionado municipal de la comunidad, por presuntos malos manejos de recursos.

No obstante, lo que buscaban Salvador Ignacio Hernández Leyva y Guadalupe Vasquez López es obtener una serie de beneficios económicos personales y grupales. Para ello, secuestraron a las personas que se encontraban al interior del inmueble gubernamental.

Desde temprana hora, los pobladores de esa comunidad ubicada en la Sierra Norte del estado, arribaron a la llamada “Casa del Pueblo”, para exigir una mesa de diálogo con el secretario de Gobierno, Jesús Romero López o con el gobernador Salomón Jara Cruz.

“Venimos a pedir una mesa de diálogo con el secretario de Gobierno o con el gobernador; Waldo Ramírez ya se le terminó el periodo como comisionado municipal y queremos que ya se reconozcan las autoridades que eligió la asamblea del pueblo”, justificó Luis Silva Hernández, quien en tres ocasiones se ha postulado para presidente municipal.

Como actos de presión, los manifestantes cerraron todos los accesos del Palacio de Gobierno y aseguraron que no se moverían hasta que fueran atendidos por los funcionarios estatales.

“De aquí no nos vamos a mover porque siempre nos dan largas, ya queremos una solución a este problema porque la comunidad se ha rezagado, no sabemos a dónde están los recursos que le toca al municipio”, fue la advertencia y con lujo de violencia pretendieron ingresar al inmueble gubernamental.

Con el pretexto de malos manejos de recursos por parte del comisionado municipal, los pobladores –azuzados por Salvador Ignacio Hernández Leyva y Guadalupe Vasquez López– también demandaron la entrega inmediata de recursos del Ramo 28, reconocimiento a sus autoridades electas y respeto a su autonomía, sin embargo, el gobierno estatal a través del secretario de Gobierno, Jesús Romero López, informó que la exigencia de recursos públicos estaba fuera de la ley.

La tensión se incremetó . “Aquí estamos, sí señor y no tenemos miedo”, gritaban los pobladores, quienes rodearon al funcionario para hacerle saber su necesidad.

Sobre la calle de Bustamante salió un funcionario de la Secretaría de Gobierno, pero su interlocución para llevar a cabo la mesa fue rechazada por los redicales que comandó Salvador Ignacio Hernández Leyva y Guadalupe Vasquez López.

El funcionario pidió que no bloquearan la calles. Ofreció un diálogo y refirió que el secretario de Gobierno, Jesús Romero López, no se encontraba. La respuesta de los inconformes, fue la presencia de responsable de la política interna para dar solución inmediata.

Con el aumento de la tensión y el intento violento de ingresar a palacio, alrededor de las 14:00 horas, arribaron elementos de la Policía Estatal, quienes con gas lacrimógeno retiraron a los manifestantes.

Fue del lado de Flores Magón donde se activó el operativo de la SSP, retiraron a quienes buscaban respuesta en cuanto a la entrega de participaciones municipales y quienes acusaron al comisionado municipal de saquear el dinero. Sólo esa puerta fue liberada para permitir la salida de personas secuestradas por los pobladores de Xiacuí.

Sin embargo, los comuneros se reagruparon para mantener su protesta y la exigencia de una mesa de diálogo.

En la Sierra Juárez somos pacíficos, pero si nos provocan vamos a levantarnos hasta donde tengamos que llegar, no tenían por qué hacernos esto, queremos solución, no represión”, justificó Maurilio Méndez Méndez, quien la supuesta asamblea comunitaria eligió como Síndico Municipal.

De paso advirtió que de no obtener respuesta favorable, tomarían otras acciones como el cierre de carreteras y la toma del Palacio Municipal de la comunidad.

Por su lado, la Secretaría de Gobierno informó que se encuentra abierto al diálogo con habitantes de Santiago Xiacuí, para atender de manera justa, legal y transparente, sus demandas.

El secretario de Gobierno, Jesús Romero López, afirmó que mantuvieron un diálogo abierto y respetuoso con la comunidad, por lo que la protesta de un grupo de pobladores de Xiacuí a las afueras del Palacio de Gobierno, obedece a la exigencia de recursos que se encuentran fuera del marco de la ley.

Romero López acusó al grupo de inconformes de exigir dinero que no se les puede entregar; además, de haber retenido a 300 personas en el Palacio de Gobierno.

Asimismo, justificó que los manifestantes se negaron a dialogar y liberar a trabajadores del gobierno estatal que se encontraban en Palacio de Gobierno. “Señalamos que los mecanismos de presión que pongan en riesgo o limiten la movilidad de la base laboral no serán permitidos”.

En sus redes sociales, Romero López, también justificó: “La protesta de un grupo de Xiacuí en palacio de gobierno obedece a la exigencia de recursos fuera del marco de la ley. El @GobOax y la @SEGO_Oax no entregarán recursos a grupos políticos o de presión por encima de las asambleas comunitarias y de los preceptos de ley”.

“Informo que la medida implementada por la @SSPC_GobOax en palacio de Gob. tuvo el objetivo de liberar el acceso de Flores Magón con el fin de que más de 300 personas de base, confianza, así como autoridades municipales y ciudadanos pudieran salir de las instalaciones”.

Tras la rellerta, los airados inconformes advirtieron radicalizar aún mas sus protetas, cierre de carreteras y bloquear la llegada del mandatario en los próximos actos comemorativos en San Pablo Guelatao.

Anoche, en un comunicado de prensa, el Gobierno del Estado informó que se solucionó el conflicto de un grupo de pobladores de Santiago Xiacuí que llegaron por la mañana al Palacio de Gobierno.

Informó que se instaló una mesa de diálogo en la que se atendieron los planteamientos de las y los pobladores que se centraban en la demanda de transparencia del presupuesto de la comunidad de parte del Comisionado Municipal.

Explicó que la petición, aclaración y rendición de cuentas por parte del Comisionado se realizó de manera clara y transparente, y se determinó que no hay mal uso del recurso económico público, mismo que se ha distribuido a las agencias.

Respecto, a la cabecera municipal, se aclaró que la autoridad es comunitaria, es electa por una asamblea y no tiene un reconocimiento legal hasta el momento. Sin embargo, afirmó que hay disposición de encontrar un mecanismo jurídico para entregarles los recursos que por Ley les corresponden.

El comunicado agregó que en la mesa de diálogo se abordó el tema de la confrontación entre el grupo de manifestantes y elementos de seguridad pública, luego de que se impidiera la salida del Palacio de Gobierno a un grupo de trabajadores del Gobierno del Estado de Oaxaca.

“Quedó claro que fue una falta de coordinación entre ellos y reconocieron que estas prácticas y formas no son las mejores. Sin embargo, se quedó en buenos términos y superado el tema que se dio al mediodía de este miércoles”, afirmó la Sego.

error: Content is protected !!