Ezequiel Gómez Leyva

Oaxaca, Oax.- Como cada año se realizó en el Campus El Rosario de la URSE el tradicional Viernes de Samaritana, además de la elección de la madrina del Paseo Floral para encabezar los festejos.

Desde muy temprano, alumnos de las diferentes facultades y escuelas se congregaron en la explanada principal de dicha institución y fueron testigos de la realización de las actividades recreativas de este día.

En esta ocasión se inscribieron cinco participantes: Valeria Justine Reyes Olvera, de la Facultad de Medicina; Xiadani Méndez López, del 2º G de Medicina; Karla Paulina García Quevedo, de Necesidades Educativas Especiales, además de Gabriela Ruiz Valencia de la carrera de Arquitectura; y Guadalupe Payán de la carrera de Derecho.

El jurado deliberó fuertemente después de las tres rondas de participación, debido a lo reñido del concurso, ya que las bellas jóvenes tuvieron mucha aceptación entre sus compañeros, haciendo más difícil la contienda.

Al final se dio a conocer a la ganadora, la señorita Valeria Justine Reyes Olvera del 5º F de Medicina.

Posterior a la elección se llevó a cabo el tradicional Viernes de Samaritana, con la participación de la mayoría de los entusiastas alumnos, dando como resultado la instalación de más de 40 puestos.

Los alumnos participantes se esmeraron en el  decorado y la selección de los nombres de los puestos, con nombres tradicionales y novedosos como Tulicoc, de Nutrición o Nducha II de la carrera de Enfermería.

También Aguaslocas del bachillerato de El Rosario, Oaxacoleros del segundo semestre de Enfermería Campus Alemán; y el Aguas de Samaria del bachillerato de Enfermería.

Los ganadores del concurso fueron los integrantes del puesto Inda, quienes alegres celebraron esta fiesta hasta más no poder al tiempo de agradecer las facilidades del rector Benjamín Alonso Smith Arango y el personal de la URSE para hacer de este viernes un día de fiesta y unión entre los estudiantes de la Universidad Regional del Sureste.

Así, entre pasos de baile y tragos de aguas de sabores, los alumnos de la URSE cumplieron con otra tradición más única en Oaxaca.