Nanotecnología ambiental en la Universidad de la Sierra Juárez

Ixtlán de Juárez, Oax.- La Universidad de la Sierra Juárez (UNSIJ), perteneciente al SUNEO, se ubica en Ixtlán de Juárez, región que representa un escenario factible para el estudio y la investigación, incluye entre su oferta educativa la Licenciatura en Ciencias Ambientales, única en el estado de Oaxaca, además, para cumplir con otra de sus funciones sustantivas la UNSIJ cuenta con el Instituto de Estudios Ambientales y los Laboratorios de Análisis Ambiental, dentro de esta labor una de sus líneas de investigación denominada Tecnología Ambiental está orientada a la propuesta de soluciones a los problemas ambientales emergentes.

Actualmente, una de esas problemáticas prioritarias es el abasto y calidad del agua para uso humano, debido al fenómeno de contaminación de aguas naturales y suelos por la incorporación de metales pesados que representan una serie amenaza a la salud, ya que actualmente el agua potable se extrae de pozos cada vez más profundos, lo que provoca que de forma natural se disuelvan minerales conteniendo metales y metaloides; aunado a las fuentes antropogénicas de contaminación.

Ante ese panorama la incorporación de tecnología extranjera, muchas veces obsoleta, no ha sido la solución; entre las metodologías de tratamiento se han implementado nuevas alternativas utilizando nanopartículas adsorbentes, como los óxidos de hierro, en este marco, en el Instituto de Estudios Ambientales de la UNSIJ  desarrolló el proyecto de “Evaluación de la fitotoxicidad en la remoción de metales pesados por adsorción en óxidos de hierro nanoestructurados”, a cargo del Dr. Jaime López Luna y el M. en C. Óscar Francisco Mijangos Ricárdez, profesores-investigadores de la Licenciatura en Ciencias Ambientales de la UNSIJ, así como colaboradores de instituciones nacionales e internacionales.

Para este proyecto, en el Laboratorio de Química Ambiental de la UNSIJ se sintetizaron nanopartículas (NPs) de magnetita para la eliminación de cadmio y cromo hexavalente del agua. Posteriormente se obtuvieron NPs de ferritas de cobalto y manganeso para la eliminación de arsénico. Se realizaron ensayos de fitotoxicidad con las nanoferritas que mostraron mejores propiedades adsortivas, para posteriormente llevar a cabo estudios de estabilización de metales pesados provenientes de sitios contaminados con jales mineros.

Los métodos de síntesis convencional por coprecipitación utilizados hasta ese momento para obtener las NPs, se adaptaron mediante un proceso de síntesis hidrotérmica asistida por microondas. Con esta técnica se obtuvieron NPs de cobalto recubiertas con plata con gran potencial para diversas aplicaciones. También de este proyecto derivaron tesis de nivel licenciatura y de posgrado en codirección con otras instituciones nacionales de investigación, así como diversas publicaciones en editoriales de prestigio como Elsevier, Taylor & Francis y Springer.

Cabe destacar que esta investigación es la base para posteriores trabajos a nivel planta piloto y problemáticas de remediación de agua contaminada por metales pesados derivada de industria (minera, automotriz, química, etc.). Por tanto, esta investigación es muestra de que a nivel estatal el desarrollo de ciencia básica y aplicada se encuentra a la par del desarrollo científico internacional, en la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales emergentes.

 

error: Contenido protegido !!