Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Al conmemorar el 150 aniversario luctuoso de Benito Juárez, el rector de la máxima casa de estudios de Oaxaca, Cristian Carreño Eder, convocó a la comunidad UABJO a guiarse por la voluntad juarista y de unidad para hacer frente a los embates y tempestades que pretenden violentar la vida universitaria.

Durante la ceremonia en donde destacó el legado y herencia del patricio, el rector lanzó a detractores de Juárez y de la universidad misma, que la figura, pensamiento y legado del benemérito de las américas se levantará y caminará para seguir guiando en las batallas “y conducirnos en el triunfo al respeto ajeno y las leyes, así como vivir y convivir en un estado de derecho en la universidad”.

Ya en entrevista Carreño López, anunció una segunda vuelta, para los alumnos y alumnas que no aprobaron el examen de admisión en la primera vuelta.

Informó que desde el sábado 16 hasta el 25 de julio se aperturó una segunda convocatoria de segunda ronda, que va a permitir a los jóvenes tener una segunda oportunidad para poder ingresar a estudiar en la Máxima Casa de Estudios de Oaxaca.

Explicó que en esta segunda ronda, se van aperturar otros 510 espacios en 17 unidades académicas, principalmente en las escuelas y facultades que menor demanda tuvieron como administración, arquitectura 5 de mayo, entre otros.

Se espera que los nuevos exámenes se lleven a cabo los días 4, 5, 6 y 7 de agosto y se está analizando si lleva a cabo de manera virtual o presencial.

Cristian Eder Carreño López informó que van a dar atención a las demandas de los estudiantes, con la finalidad de garantizar un espacio a los jóvenes universitarios.

En el acto, estuvo acompañado de titulares de las Secretarías, Directores y Directoras de Escuelas, Facultades e Institutos, así como personal administrativo.

Carreño López señaló que Juárez fue un hombre de grandes ideas, proyectos y aspiraciones sociales.

Al destacar su poder de palabra señaló que fue el único que pudo unificar a los grandes pensadores de la época como Guillermo Prieto, Manuel Ruiz, Lerdo de Tejada e Ignacio Comonfort, poniendo de rodillas al entonces mejor ejército del mundo en los Fuertes de Loreto y Guadalupe.