• A través del Instituto de Servicios Periciales se realizan los actos periciales correspondientes que permitan establecer el perfil genético de restos óseos

Oaxaca de Juárez, Oax.- En puntual seguimiento al caso y para dar certeza a las víctimas indirectas, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) realiza las labores de búsqueda y localización de la persona del sexo masculino identificada como N. D. V. D., víctima del delito de desaparición de persona cometida por particulares, ocurrido en agosto de 2019, en San Francisco Ixhuatán, en la región del Istmo de Tehuantepec.

Cabe señalar que, gracias a los actos de investigación realizados por la FGEO en torno a este caso, actualmente se encuentran tres personas sujetas a proceso por tener algún grado de participación en la comisión de este delito, identificadas como J. A. G., alias «Tío Chu» o «Chumeca»; B. B. E. y A. T. A, alias «Toño Terán», sujetos que probablemente están involucrados en diversos actos delictivos cometidos en el Istmo.

De acuerdo con la causa penal 313/2020, el 21 de agosto de 2019, un grupo de sujetos probablemente privaron de su libertad a la víctima N. D. V. D. y a partir de esa fecha se desconoce su paradero.

Desde que tuvo conocimiento de este caso, la Institución de procuración de justicia intervino a través de la Unidad Especializada en Desaparición Forzada de la Vicefiscalía General de Atención a Víctimas y a la Sociedad, realizando los actos de investigación y labores de búsqueda y rastreo correspondientes que permitieran dar con el paradero de la víctima y las personas involucradas en su desaparición, iniciando la carpeta de investigación 41985/FEDH/FDPE/2019.

Derivado de las labores de investigación, en días pasados el Juez de Control libró orden de cateo, misma que se ejecutó en un domicilio ubicado en la Segunda Sección de San Francisco Ixhuatán, a donde se trasladó el personal de la FGEO, integrado por personal de la Unidad Especializada de Desaparición Forzada, Unidad de Búsqueda de Personas, binomios caninos y peritos, logrando localizar restos óseos.

Luego de que fueran procesados y remitidos al Instituto de Servicios Periciales, los restos son sometidos a diversos estudios, que permitirán su identificación mediante perfil genético.