“Justicia”, retiembla en el Congreso; diputadas se reprochan pendientes en agenda de género

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Vibró el Congreso local al grito de ¡Justicia¡ Justicia!, tras el pase de lista de víctimas de feminicidio: Alma, Deysi, Viridiana, Monserrat, Dafne, Leslie, Ivonne, Berenice.

Además, por la memoria de Brenda, Karen, Haydé, María de los Ángeles, Rubí, Ivonne, Rubí Jennifer, Sofía, entre otras, que son parte de las estadisticas y que tan solo en los 3 meses de gobierno de Salomón Jara Cruz, van 41.

Diputadas de las diversas fracciones parlamentarias del Congreso local, todas sororas, fijaron pronunciamientos para llamar a concretar reformas y garantizar la justicia a las víctimas de la violencia de género.

“Que tiemble el Estado, los cielos, las calles

Que tiemblen los jueces y los judiciales

Hoy a las mujeres nos quitan la calma

Nos sembraron miedo, nos crecieron alas…”

También fueron las notas musicales de Canción Sin Miedo de la cantautora Vivir Quintana que vibraron en el Pleno del Congreso del Estado.

Con esos acordes, Mujeres, diputadas y activistas protestaron para frenar el feminicidio y las violencias.

Empero, la sesión del pleno del Congreso, no solo se vistió de discursos y pronunciamientos a favor de las mujeres, es más, hombres de la bancada de Morena, portaron playeras moradas, con la imagen de un puño levantado y las siglas 8M, para congrasiarse con la lucha y defensa de las mujeres.

En la zona de galerías, las mujeres y activistas -coordinadas con la diputada de Morena, Lizeth Arroyo Rodríguez- colocaron un tendedero de jueces y juezas violentadoras, para exigir justicia para sus víctimas, para los y las hijas de las mujeres.

Fuertes y valientes, algunas quebraron en llanto al recordar a quienes faltan.

Estoy nerviosa, dijo la diputada de Morena Lizett Arroyo Rodríguez al subir al Pleno del Congreso para presentar su Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley Estatal de Capacitación Obligatoria en Materia de Género y Violencia Contra las Mujeres en Oaxaca.

Los estados con mayor índices de impunidad acumulada en homicidios dolosos son Oaxaca con el 100 por ciento; Morelos con 99.8 por ciento; Tlaxcala con 99.5 por ciento, Colima con 99.3 por ciento y Guerrero con 98.5 por ciento, aseguró la legisladora.

“Los estados con mayores índices de impunidad acumulada en feminicidios fueron Oaxaca y Tlaxcala con el 100 por ciento de impunidad de estos delitos”, agregó.

Precisó que la ley obligaría a los tres poderes del ámbito estatal así como en los órganos descentralizados, desconcentrados y autónomos constitucionales así como a los ayuntamientos, por lo que si se niegan se tomará como una falta grave a quien no quiera capacitarse.

Minutos después tocó el turno a la diputada Concepción Rueda Gómez del grupo parlamentario de Morena, quien fue conmovida por el grito de justicia de las mujeres reunidas en el Congreso del Estado.

“La sororidad traspasa la vida y la muerte, hay una gran deuda histórica con las mujeres de este estado y este Congreso no puede ser omiso”, manifestó la legisladora quien no pudo contener el llanto.

Rueda Gómez expuso en tribuna la propuesta de “Ley Monzón” con la que se suspendería la Patria Potestad, guardia y custodia al hombre acusado de haber asesinado a la madre de sus hijas e hijos, además, se perdería en definitiva esos derechos cuando éste recibiera sentencia condenatoria.

“Quien comete un delito de odio no puede en ningún momento ser tutor o formador de sus hijos e hijas, ¿bajo qué primicia podrá justificar el delito que cometió?”, cuestionó al exponer que esta contempla reformas al Código familiar y al Código Penal del estado.

Antes, al fijar posición, por la conmemoración del “Día Internacional de las Mujeres”, la diputada de Morena, Liz Matus, admitió que la fecha los lleva a reflexionar que existe entre hombres y mujeres cuyas repercusiones sitúan todavía a las mujeres en un escenario de desventaja económica, social, cultural, política, tecnológica y laboral.

Prometió que Morena ha asumido el compromiso de una agenda legislativa dirigida especialmente a reconocer y garantizar los derechos y libertades de las mujeres en Oaxaca.

Reconoció que aún existen desafíos para las instituciones y la sociedad en su conjunto, y por ello, en el ámbito de su competencia, construir estrategias efectivas que hagan posible que las mujeres puedan vivir a plenitud, sin prejuicios, sin odio, sin riesgos, sin miedo, sin exclusión.

Por otra parte, dijo que es importante dar cabida a las nuevas masculinidades, para fijar alternativas que acaben con la violencia de género y con las actitudes varoniles que conducen a ella.

“¡Nos falta? Claro que falta, la brecha aun es amplia y no descansaremos harta tener una sociedad igualitaria y libre de violencia para las mujeres, niñas y jóvenes.”, apuntó, arropada por sus pares de Morena desde la tribuna.

La panista, Natividad Díaz Jiménez, destacó que las mujeres, son un elemento clave en la construcción de todo sistema Democrático. No puede existir democracia sin la participación igualitaria de hombres y mujeres. Por eso no se puede hablar de democracia si se niega a las mujeres el reconocimiento pleno de sus derechos civiles y políticos.

“El día de hoy, 8 de marzo, tanto en México como en todo el mundo estamos conmemorando el día internacional de la mujer, entendiendo que más que una celebración implica un llamado a tomar conciencia, de la situación que viven miles de mujeres en su entorno derivado de la violencia”, apeló arropada por sus pares del PRI, PAN, PRD y la congresista de Morena, Lizeth Arroyo.

Al destacar que las mujeres de México y de Oaxaca constituyen un poco más del 50 por ciento. Constituyen una fuerza decisiva tanto en el ámbito familiar como en el económico y político. Es de justicia que accedan a la representación política de manera paritaria.

Por tanto, la fuerza del sufragio femenino debe demostrarse en las próximas contiendas electorales, denbido a que las mujeres, por su porcentaje, pueden determinar el rumbo de la representación política y definir así los criterios de paridad e igualdad, que deben ser ejes rectores de la democracia en el terreno electoral.

“Si se garantiza la plena y total participación de las mujeres en los procesos electorales, sin duda alguna la transición democrática se verá fortalecida”.

Y es que las mujeres que tengan la oportunidad de poder ocupar un cargo de representación popular pueden fortalecer las políticas de género en todos los ramos de la Administración Pública.

Por el PRI, Mariana Benítez Tiburcio, convocó al pleno de la LXV Legislatura, a dar las herramientas a las autoridades invertigadoras en los casos de los delitos de feminicidio, para que la realidad cambie.

Lamentó que Oaxaca se convirtió en el lugar más peligroso, punteando los feminicidios. “Hay una iniciatica para crear una iniciativa autónoma para investigar los feminicidios”, apeló a aprobar la agenda de género en el Congreso del Estado.

La priísta, María Luisa Matus Fuentes, recordó que en México las mujeres representan más de la mitad de la población con el 51.7 % y a pesar de ser mayoría y tener avances en la lucha por la igualdad las cosas no van bien.

En Oaxaca las mujeres representan el 52.4 % de la población y son el 43.4 % de la población económicamente activa.

Sin embargo hay más de 240 mil oaxaqueñas de más de 15 años que no saben leer y escribir. En Oaxaca 6.6 de cada 10 mujeres viven situación de pobreza.

Hoy 15 de cada 100 pequeñas oaxaqueñas de entre 6 y 14 años de edad, no están en un salón de clases. Y en niñas que hablan alguna lengua indígena la proporción llega hasta 20 de cada 100.

A raiz de estas desigualdades, lamentó que es imposible no pensar en las barreras de genero sobre la división del trabajo y la validación de estereotipos que promueven un trato diferenciado para hombres y mujeres.

Cuestionó entonces que en el Congreso del Estado las mujeres siendo mayoría y la comisión legislativa siendo integrada por mujeres no pudieron dar el paso para aprobar a ley que permirieranlograr igualdad política en municipios son sistemas normativos internos.

“Desde mi perspectiva la primera lucha, es la interna, la de estereotipos para decidir hacer un cambio de vida para mejorar el futuro. Enseñemos con el ejemplo a nuestros hijos e hijas que la desigualdad de genero no tiene cabida en este mundo”.

Retó entonces a sus compañeras legisladoras a fortalecer el marco legal que garantice la igualdad y no discriminación entre hombres y mujeres.

Y la tarea más importante es seguir luchando por ese andamiaje institucional y social para hacer valer nuestros derechos. Por eso la acción colectiva importa.

“Ni una más, ni una menos. Por las que ya no están, por las que estamos y por las que vendrán”, cerró Matus Fuentes.
error: Content is protected !!