Gobierno tomará control del tiradero municipal de Zaachila; sigue sin ser saneado, ni clausurado

Jaime Guerrero 

Oaxaca, Oax.- Tras un año de permanecer cerrado de forma unilateral, sin poder hacer el saneamiento, ni la clausura del tiradero a cielo abierto de la Villa de Zaachila en el que más de 25 municipios del Valle Central depositaban sus residuos y desechos, el secretario de Gobierno, Jesús Romero López, anunció que vuelve la rectoría del territorio de ese basurero al Gobierno Municipal de Oaxaca de Juárez y al Gobierno del Estado. 

En las próximas 72 horas, ni Zaachila, ni las agencias Vicente Guerrero y Renacimiento, ni los sindicatos u organizaciones, tendrán el control del acceso, ni del terreno. 

El responsable de la política interna de la entidad lamentó que la agencia Vicente Guerrero siguiera en la misma postura de negativa del cierre del complejo, con el riesgo latente de una explosión, los lixiviados sigan contaminando el subsuelo y con los riesgos sociales entre la agencia Renacimiento, un sindicato y los pobladores de la Vicente Guerrero.

Romero López lamentó que lo que costaría 60 millones de pesos, ha costado 300 millones de pesos, mientras tanto, no hay clausura, no hay saneamiento y no hay dónde depositar los residuos sólidos, salvo en el estado de Puebla que sigue siendo muy costoso.

Ante la confrontación de las últimas horas, el gobernador dio la instrucción de dialogar, se retiró el bloqueo por la disputa interna de la agencia municipal con un sindicato, no obstante, al día siguiente se dio más confrontación.

Por ello, se convocó a la agencia Renacimiento y la Vicente Guerrero, dando paso a un acuerdo:

“Vuelve la rectoría del territorio del basurero de Zaachila, mal llamado así, al Gobierno de Oaxaca de Juárez y al Gobierno del Estado. en las próximas 72 horas ni Zaachila, ni la Vicente Guerrero, ni la Renacimiento, tendrá el control del acceso ni del terreno”, anunció. 

Romero López explicó que la rectoría la tendrá, la autoridad propietaria que es el Gobierno de Oaxaca de Juárez, auxiliada por el Gobierno del Estado y para ello, se han firmado dos minutas.

Aseguró que para ello, las partes acordaron que, el relleno sanitario de Oaxaca, el cual se encuentra en inmediaciones del municipio de la Villa de Zaachila, quedará bajo resguardo de los cuerpos de seguridad de Oaxaca, Villa de Zaachila y el Gobierno del Estado.

El relleno seguirá en el estado en el que se encuentra hasta hoy, por lo cual, seguirá sin abrirse ni ser utilizado por instituciones, sindicatos o personas. De igual forma ninguna organización social, política o sindical, podrá interferir en la vida de las colonias y agencias.

No obstante, adelantó que las partes acordaron que se aceptará el sentido del dictamen de cierre a fin de resarcir los daños. Y es que la Vicente Guerrero buscó a la federación y a la organización Flor y Canto para obtener un dictamen.

Reiteró que esperarán el sentido del dictamen de la federación que, no debe de tardar más de 15 días y por tanto, se podrá arrancar el saneamiento y clausura de un sitio que estuvo abandonado institucionalmente por 40 años. 

Refirió que, el pasado mes de noviembre del 2023, el gobernador, Salomón Jara Cruz, sostuvo un diálogo con la agencia Vicente Guerrero, para buscar para solucionar la problemática del manejo de los residuos solidos, la cual fue una herencia de anteriores administraciones. 

De acuerdo a Romero López, la agencia Vicente Guerrero tomó una decisión unilateral porque no tiene el aval de ninguna institución ambiental de cerrar el tiradero de la Villa de Zaachila y a partir de ello, se dialogó para sensibilizar y encontrar una ruta de trabajo común para el saneamiento y clausura definitiva, debido a un mandato.

Lamentó que la problemática del manejo de los residuos solidos-urbanos, ha costado cerca de 300 millones de pesos por el envío de residuos sólidos al estado de Puebla y saneamiento que se le ofrecía a la Vicente Guerrero, documentado para un proceso de dos años, costaba 60 millones de pesos.

Los 60 millones implicaban la clausura definitiva, incluyendo los residuos sólidos y aprovechamiento del gas acumulado que tiene un grave riesgo de generarse una explosión por no darse el mantenimiento preventivo.

Se insistió como a la Vicente Guerrero se les notificó por escrito que podía ocurrir una tragedia y urgía un saneamiento bajo el criterio de un organismo imparcial que fue el Colegio Nacional de Ingenieros Ambientales. La agencia Vicente Guerrero no lo aceptó.

El pasado jueves, cientos de transportistas se apoderaron de manera violenta del basurero municipal ubicado en la zona oriente de la Villa de Zaachila, para comenzar a tirar los desechos que recolectan de manera particular.

Fueron agremiados a los sindicatos CTM y Confederación Joven, quienes con palos, piedras e incluso armas de fuego arribaron a la zona.

Con decenas de taxis, mototaxis y camiones de transporte de carga cerraron por varias horas la carretera federal 175 Oaxaca-Puerto Ángel, desde el crucero a la zona de hospitales, en jurisdicción de San Bartolo Coyotepec.

Cerca de la media noche, habitantes y autoridad auxiliar de la agencia Renacimiento llamaron con urgencia a los pobladores para tratar de hacer frente a los invasores. Asimismo, se registraron disparos entre las partes en pugna, donde afortunadamente no hubo lesionados.
error: Content is protected !!