Triquis de San Miguel y San Juan Copala denunciaron que a más de 10 años de haber sido expulsados de sus poblaciones, no se resuelve el conflicto para que regresen, además que varios de sus compañeros están presos sin condiciones adecuadas.