Indígenas triquis de San Juan Copala, localidad de Santiago Juxtlahuaca, pertenecientes al grupo de Reyna Martínez acusaron que a 10 años de haber sido desplazados por la violencia no ha habido justicia ni paz.