La madrugada de este jueves, las autoridades retiraron los puestos que tenían un grupo de triquis frente al portal de Flores, pero insisten en mantener sus ventas a pesar de que les indicaron no tener permisos.