De acuerdo con la tradición un día antes del Miércoles de Ceniza salen a las calles de San Martín Tilcajete los diablos aceitados para realizar sus últimas travesuras antes del inicio de la Cuaresma, para ello los pobladores utilizan aceite, pigmentos, cuernos, cencerros y demás aditamentos para sus trajes.