Policías estatales, municipales y elementos del Ejército Mexicano resguardan el predio conocido como El Playón en inmediaciones de la Central de Abasto, como parte del operativo anunciado por el gobernador, Alejandro Murat.