Maestros de la Casa de la Cultura protestan ante el anuncio de que a partir del 15 de agosto dejarán de laborar en este lugar, pues la Secretaría de Cultura les informa que ya no hay presupuesto para seguir pagándoles, lo que afectará a alrededor de dos mil alumnos que atienden en este lugar.