Integrantes de diversas organizaciones y colectivos Provida realizaron una caravana motorizada para demandar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación vote en contra de un proyecto que pretende despenalizar la participación de médicos y personas en la práctica de abortos.