Cines, gimnasios y sitios de alta concentración de personas fueron conminados por las autoridades municipales a cerrar sus puertas para evitar contagios de Covid-19 en la capital oaxaqueña.