Para hacer menos tensa la contingencia por el Covid-19, la población usa cubrebocas con motivos divertidos o que aligeren el temor a contagiarse, pues el uso de esta protección es obligatoria y deberá usarse por tiempo indefinido mientras se reducen los contagios de coronavirus.