Familias oaxaqueñas llevan a cabo la Peregrinación Infantil al santuario de la Virgen de Guadalupe, previo a su festividad que se realiza cada 12 de diciembre.