Habitantes de la ciudad de Oaxaca aún acuden a los parques a pesar del incremento de casos de COVID-19, sin atender la recomendación de autoridades de salud de quedarse en casa para evitar contagios.