La depresión tropical “4-E”, localizada al sur de las costas de Guerrero y un canal de baja presión que prevalece en el interior del país, mantendrán el potencial de lluvias fuertes con tormentas puntuales torrenciales en el occidente de Oaxaca.