El arzobispo de Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, llamó a los feligreses a hacer suyas las enseñanzas del evangelio para ser misericordiosos con sus padres, hermanos, amigos y mejorar las condiciones que se tienen en la sociedad.